Quiero explicar que todos los post que fueron subidos al blog están disponibles a pesar de que no se muestren o se encuentren en la pagina principal. Para buscarlos pueden hacerlo por intermedio de la sección archivo del blog ahi los encuentran por año y meses respectivamente. también por “etiquetas” o "categorías de textos publicados", o bajando por la pagina hasta llegar al último texto que se ve y a la derecha donde dice ENTRADAS ANTIGUAS (Cargar más entradas) dar click ahí y se cargaran un grupo más de entradas. Repetir la operación sucesivamente hasta llegar al primer archivo subido.

INSTRUCCIONES PARA NAVEGAR EN EL BLOG:

El blog tiene más contenidos de los que muestra en su pantalla inicial al abrir la página. En la pantalla principal usted vera 5 entradas o posteos o publicaciones. Al llegar a la última que se muestra puede clickear donde dice ENTRADAS ANTIGUAS verá las 5 entradas, posteos o publicaciones anteriores. Puede seguir así y llegará hasta la primera publicación del blog. A la izquierda en la barra lateral (Sidebar) Usted verá el menú ETIQUETAS. Ahí están ubicadas las categorías de los textos publicados, si usted quiere ver poemas de un determinado autor, busca su nombre, clickea ahí y se le abrirán los trabajos de ese autor, Si no le mostró todo lo referido a esa categoría al llegar al final encontrará que dice ENTRADAS MAS RECIENTES, PÁGINA PRINCIPAL Y ENTRADAS ANTIGUAS. Debe clickear en ENTRADAS ANTIGUAS y le seguirá mostrando mas entradas o post con respecto al tema que busca. A la derecha , se encuentra un BUSCADOR, usted puede ingresar ahí el nombre del poema, o texto, o un verso, o autor que busque y le mostrará en la página principal el material que tenga el blog referido a su búsqueda. Debajo del Buscador del Blog encontramos el Menú ARCHIVO DEL BLOG en el cual se muestran los Títulos de las entradas o textos publicados del mes en curso, como así también una pestaña con los meses anteriores en la cual si usted clickea en ella verá los títulos de las entradas publicadas en determinado mes, si le da clic verá dicha entrada y asi año por año y mes por mes. Puede dejar comentarios en cada entrada del blog clickeando en COMENTARIOS al final de cada entrada. El blog es actualizado periodicamente, pudiendo encontrar nuevos textos, fotografías, poemas, videos, imágenes etc...

Gracias por visitar este lugar.




31 de marzo de 2023

Fortaleza, Oscar Guiñazú Álvarez

FORTALEZA
 
Ceñudo gesto de nativa historia
en el pétreo muro se soslaya;
rectangular silencio de atalaya
que otea en el solar de la memoria.
 
San Miguel, de evocada trayectoria,
en el eco senil de una batalla,
rastrea el horizonte donde se halla
su perfil empeñado con la gloria.
 
Un reducto encerrado de vejeces
donde el bronce templado en los cañones
dijo ¡alto!, a los avances, tantas veces.
 
Flota una sensación de bizarría
calada en el valor de batallones
cuyas sombras dan cargas todavía.
 
Oscar Guiñazú Álvarez

 

30 de marzo de 2023

Hotel, Oscar Guiñazú Álvarez


 

HOTEL
 
Hotel Argentino de Piriápolis...
Hotel...
¡Como me quedas de grande!
Me causas tal embriaguez...
No bien llego, turista “por sorteo"
(que de otro modo no pudo ser)
acuso el impacto
en plena sien.
Hotel de lujo...
Hotel.
 
Oscar Guiñazú Álvarez

29 de marzo de 2023

27 de marzo de 2023

Carta de invierno, Miguel Angel Ortiz


 
Carta de invierno, Miguel Angel Ortiz
 
No quiero irme ahora, que la casa está tibia
y los niños repiten el fuego en sus mejillas.
Ahora, justo ahora, que disfrutan tu abrigo
y ríen porque sí, tan reales y vivos.
No quisiera irme ahora, es que afuera está el frío
con su angustia inquietante de escarcha y de vacío
La cosecha está magra, el tirano está herido
y parece volverse agua arriba este río.
He andado por el mundo reuniendo de esta leña
para lograr el fuego que le guste a tus manos.
Si bien hay una parte del dolor que no duele
igual está el perdón esperando en los años.
 
Es cierto, es innegable, la ventana está fría.
Esta fría del miedo a mirar tu partida.
No te vayas ahora, la sierra está cortada
como nuestras miradas, como alguna armonía.
Y este invierno ya impune, que no tiene coartada
nos enferma la herida, nos confunde en la helada.
Pero en la casa reina este olor a tostada
que te llega a los ojos, que llueven la mañana.
 
Es cierto, a nuestro amor le duelen las rodillas
y hay un rumor que hiere
en cada guerra fría.
Ya sé que están afuera, las agujas del frío,
las escarchas del hambre, los perros de la esquina…
 
Entonces viene el viento,
el cagón fugitivo,
que me lleva el aliento y el canto de estar vivo.
 
Hasta que tu mirada, llega hasta los nudillos,
y me sube a los ojos diciendo “aún sigo”.
Sé que vendrá la noche
Pero estaremos vivos.
 
Miguel Angel Ortiz

 

26 de marzo de 2023

Miguel Ortiz Leyendo a Julio Lemoine

 

Miguel Ortiz Leyendo a Julio Lemoine

 

Video de la 4ª Maratón de Lectura, 09 de septiembre de 2011 organizada y llevada a cabo por el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento, 9 horas de lectura continua (de 9 a 18 Horas) en donde dieron su apoyo importantes personalidades del medio local, Periodistas, Escritores, Funcionarios Municipales, Judiciales, Docentes, Poetas, Público en general, en la sala de arte del Teatro Municipal de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar de Traslasierra), "Capital de la Poesía", Traslasierra, Córdoba, Argentina.

25 de marzo de 2023

De vez en vez, Miguel Ortíz

 De vez en vez, Miguel Ortíz
  
De vez en cuando
tus ojos me llamaban.
De vez en vez.....
de vez en donde
                        tus labios me miraban
                        salía el sol
                        llovía por tu pelo,
                        nevaba en tu latido.
De vez en sol.
De vez en sal.
De vez en mar
                        me abandonabas.
De vez en vez.
De vez en vos
                       había un tibio beso.
De vos en vez
                                              de fuego
                                              ardía un miedo                                            
                          y una risa de voz o de vos.
De vez en vez.
De vez en como.
De vez en pez
                                              tu lengua me nadaba.
De vez en vez,
de vez en miel,
de vez en cuando.
 
Miguel Ortíz

De vez en vez, Miguel Ortíz
 Videopoético del Café Literario del Jueves 22 de Julio de 2010, en La Vieja Esquina, Avda San Martín y Edison, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue El Mar y coordino la velada Mario Torres ilustrando el encuentro fotografías de Leonor Bellón y dibujos de Adrián Salagre


24 de marzo de 2023

Di-siempre, Miguel A. Ortiz


 
Di-siempre
 
Que llegue la lluvia,
pero no la tormenta.
Hay un pezón del río
que no rozaré nunca.
Acá quiero morirme
fusilado de vida
con una carcajada
que me abra la garganta…
Hasta cuándo la tarde
va a amamantar al río…
y va a besar la lengua
del valle
por tus piernas.
Hay tanta vida en tu vida
tanta madre,
que da miedo mirarla
sin anhelos.
Que llegue la lluvia,
pero no la tormenta.
Que llegue esta leche
hasta el lago y el hambre,
y redima a los hombres
mareados de solsticio,
abrumados de miedo,
hambrientos de otra sangre.
Anda un dios caminando
distraído por las aguas
y por tus pies la arena
del latido que llevas.
Que no me lleven
la foto
si vienen a buscarme.
Que llegue la lluvia
pero no la tormenta.
 
Miguel A. Ortiz

22 de marzo de 2023

Tres milagros, Miguel Ortiz


 

TRES MILAGROS
 
Cuando te miro de cerca
y me toca, azul, tu infancia,
vuelvo a ser, por un segundo,
un niño con esperanza.
Vuelvo a creer en los grandes,
en el cielo, en el mañana,
y agradezco que te tengo,
talismán en la batalla.
 
Y parece enorme el pueblo
o el fondo selva en mi casa,
lo cerca parece lejos
y el amor cuento de infancia,
cuando vuelvo a mirar todo
desde los años del alba.
 
Cuando te hablo así, de cerca,
y en tus ojos la inocencia
me dice que vino Dios
a preguntarme qué pasa,
quiero creer en el cielo
que viene con tu mirada.
(Porque se ha nublado en gris
el patio añil de mi casa,
y están tus manos buscando
alcanzarme una esperanza).
 
Cuando te reís de cerca
y preguntás qué me pasa
yo siento que llega un ángel
con un ramo de mañanas,
y saludan otros soles
junto al verde en la ventana.
 
Hay un mundo de algarrobo
donde preparo mis alas,
un patio con tres milagros
y un corazón que me alcanza,
cuando te reís de cerca,
y dice “papá” tu infancia.
 
Miguel Ortiz
 

21 de marzo de 2023

Barrio, Miguel Ortiz

Barrio
 
El hombre vuelve
de la papa
trepado a un tractor.
Se envolvió los sentidos
para no oír la lucha.
En el bolsillo trae un pan
para pocos.
Vuelve de su jornada
a la última luz.
Caminando lo miro.
Con la mano
me alcanza un saludo.
Y eso alcanza
para mejorar la noche.
Si yo tuviera un sombrero
me lo quitaría.
 
Miguel Ortíz




 

 Barrio de y por Miguel Ortiz

Video del Café Literario del Jueves 14 de Abril de 2011, en La Vieja Esquina, Avda San Martín y Edison, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue Los retratos. Coordino Eduardo Lalo Arguello

20 de marzo de 2023

Pascal, Alberto Girri


 
Pascal

 
 
Casi ninguna verdad,
el vacío
para sentirte seguro
contra la historia,
apóstata
por aconsejar la inconstancia,
la fatiga extrema,
la tempestad,
aunque los hombres no las amen,
por juzgarnos míseros
y tener tan alta idea de ti
que no quieres
compartir nuestras debilidades,
por ser tú mismo endeble
y admirar las moscas,
extrañas potencias
que ganan todas las batallas,
perturban el alma,
y devoran el resto,
por sustraerte al destino común
asomándote al abismo,
tu abismo, a tu izquierda,
y orar con un largo grito de terror,
por cerrarte a la caridad
mientras velas, implacable,
y exiges
que en esa Agonía
que durará hasta el fin del mundo
nadie se duerma,
por haberte ofrecido a Dios
tras anunciar que en todas partes
la naturaleza señala a un Dios perdido.
 
Casi ninguna verdad,
el vacío
y el morir solos
debajo de un poco de tierra.
Tuviste razón,
qué necios son estos discursos.
Pero sólo son pensamientos.
 
Sólo los pensamientos
de quien por haber cedido a la fascinación
de idiotas de las familias, retratarlos
sin la caridad que provoca amistades,
se lo recrimina visualizándose
como algún Tolstoi chino, maestro de almas,
lo cuestionaría y reflejaría,
contrahecho, lisiado,
hombros que se levantan
por encima de su cabeza, mentón
en descenso hacia su ombligo,
dedos de más y de menos,
esforzados inclinarse de adelante atrás
remedando una actitud que propicia
la cavilación:
                             "Estoy en dificultades
porque tengo un cuerpo
y es mísero.
                               Cuando me falte,
¿qué dificultades podría tener?"
 
Pero sólo pensamientos
como tantos, un irse anticipando
al morir y la muerte,
a la sorpresa del miedo
de morir y la muerte,
                                      como los tanteos
que en el pensamiento de Ivan Ilich
detectaba Tolstoi.
 
Alberto Girri
 

19 de marzo de 2023

Paráfrasis, Alberto Girri


Paráfrasis
 
Lc. 11, 5
 
Mejor vecino cerca
que hermano lejos,
para cuando, de improviso,
en tardías horas pedirle el pan
de agasajar a tus amigos,
                      y te responda
como quien se libra de un importuno
y no cae en descortesía, desvergüenza,
                       y aunque tuvieras
que golpearle con tesón, no dejarte
despedir, asustar desde palabras duras,
                       hasta que por tus manos abiertas,
rejas alzadas ante los ojos,
se filtre esa luz de la dádiva,
tus pasos atravesando cerrojos,
reverberación de tus voces
haciendo que tiemblen los cuartos.
 
De no ser así, ¿lo llamarías
vecino, o siquiera medio vecino,
creerías en tu oportunidad,
si no escrita, insinuada por el Evangelista,
de que al contar lo recibido, panes y no piedras,
haya de haber un número mayor
que el que rogaste en préstamo?
 
 
 
Alberto Girri

 

18 de marzo de 2023

Quien habla no está muerto, Alberto Girri

Quien habla no está muerto
 
Un curioso se interesa por la frase,
                              literalmente
vertida del alemán, un verso.
                             La aparta, la despliega
sobre la mesa, bien manifiesta, intuyendo
al margen de su obviedad el ánimo
de sustentar lo que se quiera
en cualquier circunstancia, aseverar
monólogos o diálogos,
desmentirlos;
            fácil de ser memorizada
como tersa y metálica variante
del bíblico "Tienen boca pero no hablan".
 
No le dura casi. De improviso
es como golpeado, despertado,
la vecindad de otra lectura
previniéndole que no existen
verdades objetivas,
                    y que si así no fuera
¿cómo legitimarlas, a través de qué?;
 
        y su inicial devoción, sumisión
a la frase, se tambalea,
vacila hasta desleírse,
escudriñándola de nuevo, extrañado,
como un inquisidor, ensombrecido,
recriminándole no haberle hecho entender
que su certeza, irrefutable en lo exterior,
tiene descorazonadores límites
          (no,
"Quien habla no está muerto",
           sino
"Quien habla probablemente no está muerto");
 
          y desazonado, indispuesto
consigo mismo, a sí mismo
puesto bajo la acusación
de quimérico, crédulo,
                     de culpable ligereza
en entregarse a deducir
que lo evidente es verdadero.
 
Alberto Girri
 

17 de marzo de 2023

Oír uno su propia sombra, Alberto Girri

Oír uno su propia sombra
 
Repeticiones inútiles, verbosidad
en pleonasmos, redundancias,
tautologías,
                     garrulerías en las casas
amadas amando hasta el mirlo
que sobre ellas habla,
                     ruidos continuados
aislándote, los arrullos
por sentimientos melancólicos
del tiempo otoñal,
                    cantinelas ensalzando
imposibles concordias:
                                         que al agua del pozo
le sea dado invadir la del río,
                                         que la cosecha pasada
y la nueva se unan.
 
Es mantener abierto el pico,
no puedan las palabras obstruirlo:
                          como leznas
dentro de una bolsa
(acaban por romperla).
 
Es el anverso
diáfano de la vida suavizando
las áreas hostiles,
                    la de los ojos turbios,
balbuceos lastimeros, orejas calientes,
vértigos de borrachos.
 
Es tu cotidiano ensayar,
                           mientras no suena la campana,
                                            no se hay a ido la arena del reloj,
cómo hacer con discursos de aire
que el mundo de los felices
y el mundo del desdichado
no parezcan distintos.
 
Alberto Girri

 

16 de marzo de 2023

Oficio de amor, Alberto Girri


Oficio de amor
 
De la intimidad que ahora nos asusta
Sale el pasado,
Sale la espléndida nostalgia,
Ejercicio callado del ocaso;
De la valuación de Dios en la plegaria,
Para que no estemos uno fuera del otro,
Saldrá la amenaza,
Celosa corrosión de los gestos
Interrumpiendo nuestro abrazo.
 
¡Oh manoseados sentimientos!
Más y mejor seré y o mismo
Cuando guarde de tu boca la idea
Y aunque ya no pase del existir a la presencia
Igualmente me verás contra tu boca
Vigilando la mudanza de los días
Hasta que, siendo como y o reliquia,
Me ayudes a evitar esta agonía.
 
 
Alberto Girri

 

15 de marzo de 2023

En la agonía romántica, Alberto Girri

En la agonía romántica
 
 
En el mismo escenario
donde hasta avanzado el siglo
los enamorados todavía se buscaban
y estrechaban por lo idílico,
                                                 posándose
"cada día sobre la ramita
que puede morir",
                     elevóse gradualmente un marco
de gustos crepusculares,
                                            por las prostitutas de lujo
                                            titilante rococó,
                                            baudelaireanas correspondencias,
        y allí acechaban
las Lou Andreas Salomé, Alma Malher,
proponiendo que a partir de sus romances,
exaltación de luminarias en ciernes
                                             (el casto Nietzsche, Rilke el joven,
                                             atraídos hacia la órbita de un tex to
                                             diáfano y a la vez temible),
caducarían todos los estereotipos
femeninos hasta entonces conocidos,
                                                 y en trance y a de esfumarse
                                                 para siempre hasta el más lev e
                                                 rastro del bíblico infundio
                                                 que asegura que la mujer no tiene
                                                 potestad sobre su cuerpo.
 
 
Alberto Girri


 

14 de marzo de 2023

Elegía en vida, Alberto Girri

Elegía en vida
 
 
Intenta dibujar un león
y logra un perro,
cuando siente hambre cree
calmarla dibujando pasteles,
si dibuja una serpiente
le agrega patas,
al concentrarse
en un grano de mostaza, cabeza
de alfiler que crece en arbusto,
dibuja una higuera, lo estéril,
leño seco destinado al fuego.
 
                     De preguntársele por qué,
hallaría que son confesiones, desajustes
documentando sus fallas,
                                               un orden visual
                             para simbolizarlas,
primero la imagen
de su débil fuerza en las ambiciones,
luego la de su vocación por lo ilusorio,
luego la de su placer de deformar,
                          y en conjunto la imagen
de su extravío, incapacidad
de ofrecer frutos legítimos,
                           tal un árbol que no los da
así hay a estado siempre junto al agua.
 
 
Alberto Girri
 
 

13 de marzo de 2023

2, Ricardo Rubio

2.
 
La noche
trae caricias y roces antiguos
a la mesa de los versos
(encuentros de máximas cavilaciones
y de dudas).
Llega con arrebatos de farsa
o de inocencia,
con palabras graves
en filos inexpertos.
Las ramas
reposan del temprano viento,
ocasional e inevitable.
 
Contradicción y burla del azar
que alza las manos
que la reflexión no entiende.
 
 
Ricardo Rubio
(de «Epítome, 2001)

 

12 de marzo de 2023

Soledad, Ricardo Rubio

SOLEDAD
 
Hay terribles monstruos
a la espalda de mis amigos.
 
Con esta cara de vanos y endurecidos pelos
con esta piel, con estos ojos,
sabré acaso algún día la razón del silencio.
Oiré la voz que no dudo
y tendré pruebas del eterno mar.
 
Con estos límites hallaré la infinitud
y gritaré con esta boca
el alarido quedo del capullo del cardón.
 
Ricardo Rubio
 

11 de marzo de 2023

Los signos de la demencia, Ricardo Rubio


 LOS SIGNOS DE LA DEMENCIA
 
Esa parte rota en que dividimos el tiempo,
la máquina que gira, los gongs.
El rincón que apropia la basura.
Las semejanzas de las dudas del espejo,
del orden y la herida.
Las particulares voces de los hombres armados,
las voces de los hombres desnudos,
de las mujeres simples,
de los insectos complejos,
de los muy flacos por dentro.
Las iguales actitudes del oprobio y la basura,
del mal ocio y la incertidumbre.
Las mentiras toscas que justifican la bala,
el incendio, la tortura, las ventanas mudas,
la insistencia, el desorden,
la ambición.
Los costados extraños de la bebida
que resucitan las venganzas y los cuchillos.
Las razones castrenses que incendian las caras,
las aguas que bendicen la muerte.
Los cuerpos de paspartú
que derramaron luces negras
donde había pobreza suficiente
para sobrevivir sin gritar.
Los que sueltan el voltaje,
los que beben de los duelos
y los androides que ejecutan a conciencia
la visión de sus espejos.
 
 
Ricardo Rubio

 

10 de marzo de 2023

Variables de la naturaleza heroica, Ricardo Rubio


 

VARIABLES DE LA NATURALEZA HEROICA
 
 
Ríe la providencia sembrando ideas
   que la reflexión no entiende.
¿Cómo vine a dar aquí, a este hito disperso,
a estos minutos de esplendor siempre lejano?
¿Son espectros los que bordan el azar
   entre los carbones del orbe?
 
Tarde advertí que la gesta conspira, agita, agota,
intenta enmudecer la llama que relumbra al calor de un alimento sincero,
frente al susurro de un hijo,
ante la mujer que amo.
No es bueno que un abrazo no suceda.
 
El sol quema cada fecha,
cada aliento que frota la lámpara,
en el plexo dejan de reinar la anarquía y el duelo anterior.
El tiempo decide cuáles y cuántas serán las caídas.
 
No hay cardinales en el cosmos y regresar no es derrota.
 
Dejo el escudo, desato el correaje y agito las caricias de la sed.
 
La casa sueña con un coro de alegría,
con el brillo de ese resplandor que la mujer enciende.
 
 
Ricardo Rubio

9 de marzo de 2023

Poema, Ricardo Rubio


Poema
 
Acá es difícil matar a alguien
en Buenos Aires una vez maté a un poeta
y dio igual;
en este lugar hay tal aburrimiento
que se traduce en paz
conspira con la resurrección de la poesía.
Por eso, cada tanto me voy a la ciudad
a matar un poeta.
Tranquilo con mi instinto
vuelvo a escribir ciertas porquerías.
 
Ricardo Rubio

 

8 de marzo de 2023

Resplandores, Ricardo Rubio


 RESPLANDORES
 
Ves que la noche esparce sus carbones
y sientes la piel de un roce en los recuerdos.
Imaginas los dedos revisando ebrios la negrura
y en la insensatez del alma tu esperanza estalla.
La boca y los ojos se unen en la soledad
que siempre es una
ahondando el sabor que acuna la tristeza.
Brillan atónitas las uñas
y el dolor no se desdice.
Sólo tiempo en el tiempo,
diminutas huellas
que se hunden para siempre entre los meses;
arcano temor:
destino de tren antiguo
derramando un largo grito por el aire.
 
Ricardo Rubio

 

 

7 de marzo de 2023

Hay una emoción que no basta para decir los días o llenar las noches, Ricardo Rubio



Hay una emoción que no basta para decir los días o llenar las noches
 
—Guárdame los vientos,
la salud del laurel,
el saco de pana.
Guárdame el largo sol,
el encanto de la estiba
y la absurda disposición del orden.
Guárdame los cuadros, los plumeros,
los desánimos
y déjame reunir el sol y las estrellas.
 
—Guárdame este cuerpo innumerable,
millones de siglos embarcado
en el tul de las especies,
este rincón de carne incierta,
de corazón ardido a dentelladas
en los otoños del miedo.
 
—Guarda el crepúsculo
y los cantos de la aurora
para la luz que me despierte.
 
 
Ricardo Rubio


 

6 de marzo de 2023

La poesía como un arte insurgente, Lawrence Ferlinghetti

La poesía como un arte insurgente
 
Los bosques de Arcadia están muertos,
su antiguo júbilo ha sido enterrado;
desde siempre el mundo se alimentó con sueños
ahora la gris verdad es su juguete pintado...
-William Butler Yeats-

 
 
Sí, qué tiempos estos
cuando escribir un poema sobre el amor
es casi un crimen
pues contiene
tantos silencios
acerca de tantos horrores...
-Inspirado en Bertolt Brecht-
Nos disculpamos por los inconvenientes,
pero esto es una revolución.
-Subcomandante Marcos-
 
Te estoy enviando señales a través de las llamas.
El polo norte ya no se halla donde solía estar.
El destino manifiesto ya no se manifiesta.
La civilización se autodestruye.
Némesis golpea a la puerta.
 
¿Para qué sirven los poetas en épocas como éstas?
¿Cuál es la utilidad de la poesía?
 
La condición del mundo pide auxilio para que la poesía lo salve.
Si aspiras a ser un poeta, crea obras capaces de responder al desafío de los tiempos apocalípticos, aun cuando esto signifique que tu tono sea apocalíptico.
 
Tú eres Whitman, eres Poe, eres Mark Twain, eres Emily Dickinson y Edna St. Vincent Millay, eres Neruda y Mayakovsky y Pasolini, eres un norteamericano o un extranjero, puedes conquistar a los conquistadores con palabras.
 
Si aspiras a ser un poeta, escribe periódicos vivientes. Sé un reportero del espacio exterior que envía sus despachos a algún editor supremo que cree en la total revelación de los hechos y tiene un bajo umbral de tolerancia ante la mentira y sus mierdas.
 
Si aspiras a ser un poeta, experimenta con todo tipo de poéticas, rotas gramáticas eróticas, religiones extáticas, efusiones paganas hablando en lenguas, rimbombante discurso público, escritura automática, apreciaciones surrealistas, monólogos interiores, sonidos hallados, delirios y enojos -para crear tu propia voz, tu voz que subyace allí, una voz límbica, tu voz original, una voz primal.
Si dices que eres un poeta, no te quedes sentado ahí nada más. La poesía no es una ocupación sedentaria, no es la práctica del “sentados, por favor”. Párate y tírales con lo que tengas.
 
Tienes que desarrollar una visión amplia, cada mirada un atisbo del mundo. Expresa la vasta claridad del mundo exterior, el sol que nos ve a todos, la luna que derrama sus sombras sobre nosotros, los quietos estanques en los jardines, sauces donde canta el oculto zorzal, el atardecer que cae sobre las riberas del río, y los grandes espacios que se abren hacia el horizonte sobre el mar… la alta marea y el canto de la garza real… Y la gente, sí, la gente, en toda la tierra, hablando las lenguas de Babel. A todas ellas dales una voz.
 
Tienes que decidir si el canto de los pájaros canta el éxtasis o la desesperación, así sabrás si eres un poeta trágico o lírico.
 
Si aspiras a ser un poeta, descubrí una nueva manera para que los mortales habiten la tierra.
 
Si aspiras a ser un poeta, inventa un nuevo lenguaje que todos puedan entender.
 
Si aspiras a ser un poeta, habla las nuevas verdades, aquellas que el mundo no puede negar.
 
Si aspiras a ser un poeta, esfuérzate en transcribir la conciencia de la raza.
 
A través del arte, dale un orden al caos de la vida.
Crea nuevas noticias.
 
Escribe más allá del tiempo.
 
Reinventa la idea de la verdad.
Reinventa la idea de la belleza.
En la primera luz intensidad poética.
En la noche intensidad trágica.
 
Escucha el rumor de las hojas y la música de la lluvia.
 
Apoya tu oreja sobre el suelo y escucha el movimiento de la tierra, el surgimiento del mar, y los lamentos de los animales que están muriendo.
 
Concibe el amor más allá del sexo.
 
Cuestiona todo y a todo el mundo, incluyendo a Sócrates, que cuestionó todo.
 
Cuestiona a “Dios” y a sus amiguitos en la tierra.
Sé subversivo, cuestionando constantemente la realidad y el status quo.
 
Esfuérzate en cambiar al mundo de tal manera que ya no habrá necesidad de ser un disidente.
 
Hiphopea y rapea tu camino hacia la liberación.
 
Intenta ser un animal que canta, que se ha transformado en el proxeneta de un rey pacifista.
 
Lee entre las vidas y escribí entre las líneas.
 
Tus poemas deben ser algo más que avisos clasificados para los corazones rotos.
 
Un poema debe cantar y volar con vos o será un pato muerto con un alma en prosa.
Un poema lírico debe elevarse más allá de los sonidos hallados en la sopa de letras.
 
Escribe las palabras de los astrónomos que han visto con Heinrich Olber el sitio donde todo es luz.
 
Recuerda que “la noche, unas pocas estrellas” tiene más fuerza poética que todo un catálogo de los cielos.
 
La imágenes en tu poema debieran ser jamais vu, nunca déjà vu.
 
Las palabras pueden salvarte allí donde las armas son inútiles.
 
Decide si un poema es una pregunta o una declaración, una meditación o una protesta.
 
Reinventa a América y al mundo.
 
Trepa la estatua de la libertad.
 
Desconfía de la metafísica, confía en la imaginación y refertilízala.
 
En lugar de intentar huir de la realidad zambúllete en las carnes del mundo.
 
Si dices que eres un poeta, cántalo no lo conceptualices.
 
No permitas que se diga que una imaginación indolente ahogó la basura de tu corazón.
 
Reúne nuevamente la narración de una historia y la voz viviente.
 
Sé el narrador de grandes historias, incluso de las más oscuras.
Dale una voz a las calles sin lengua.
 
Convierte las palabras comunes en poco comunes.
 
Peléate con el destino del hombre como lo hacen los amantes celosos.
 
Besa el espejo y escribe sobre él lo que ves y oyes.
 
Poeta, sé el espía de Dios, si Dios existe. Artista, retrata su ojo,
si es que tiene uno.
 
Sé un oscuro ladrador frente a las carpas de la existencia.
 
Observa la rosa a través de anteojos con los colores del mundo.
 
Sé un ojo entre los ciegos.
 
Baila con los lobos y cuenta las estrellas, incluso aquellas cuya luz aún no ha llegado aquí.
 
Sé inocente, no seas cínico, como si recién hubieras aterrizado sobre la tierra, asombrado al observar el sitio donde has caído.
 
Cuestiona con un corazón puro el inescrutable significado de las cosas y nuestro destino tragicómico.
 
¿Tienes el don del encanto y estás rodeado del asombro? ¿Tienes el loco sonido?
 
Sé un tonto zen.
 
El brillo de sol de la poesía lanza sombras. También tienes que pintarlas.
Nunca podrás ver u oír o sentir demasiado. Si puedes soportarlo.
 
Lucha para recobrar la inocencia del ojo de la infancia.
 
Compone sobre la lengua, no lo hagas sobre la página.
 
Como un budista, escucha el ritmo de tu propia respiración.
 
Baja la voz y habla desde tu pecho, no lo hagas a través de la nariz.
 
Cuando leas tus poemas, no trates de romper los cristales de las ventanas
del barrio vecino.
 
En este arte, no tienes maestro de canto, salvo tu oído interior.
 
Serás tan grande como tu oído. Si éste es de lata, mala suerte.
 
Igual que los humanos los poemas poseen defectos fatales.
 
Canta, ¡Hola!
 
Escribe un interminable poema sobre tu vida en la tierra o cualquier otro lugar, una poesía más grande que la vida.
 
Un gran poema deberá nacer de la suma de todos tus poemas, registrando más que la superficie de la realidad, más que “aquello que pasa por la ventana”.
 
Halla la realidad más allá de sí misma, si existe tal cosa.
 
Tu lenguaje debe cantar, con o sin rima, para justificar que éste sea en la tipografía de la poesía.
Tienes que hacer algo más que poesía de “la palabra hablada”, haz poesía de la “palabra cantada”.
 
Apoya tu voz en un instrumento musical o otros sonidos y deja que tus poemas florezcan en canto.
 
Escucha a los cantantes folclóricos del pasado y del presente que son los verdaderos poetas del canto.
 
Lee entre las líneas del discurso humano.
 
Haz que tu mente aprenda a recorrer el camino alrededor de tu corazón.
 
Tu vida es tu poesía. Si no tienes corazón escribirás poemas sin garra.
 
Elude lo provinciano, busca lo universal.
 
No talles piedras. Sumérgete en el mar buscando la poesía, cada poema un pez con vida.
 
Di lo indecible, haz visible lo invisible.
 
Piensa subjetivamente, escribe objetivamente.
 
Persigue la literalidad de la imaginación. Lo concreto es lo más poético.
 
Imagina largos pensamientos en breves oraciones.
 
Si aspiras a ser un poeta no pienses que los subterfugios del pensamiento son poesía.
Tres líneas cualesquiera no hacen un haikú. Se necesita una epifanía para que se produzca.
 
Luego de una lectura de poemas no te sometas a una sesión de preguntas y respuestas. La poesía excita las mentes. Las preguntas y respuestas rebajan la poesía a prosa. ¿Acaso le preguntan a un cantante folk que explique sus canciones?
 
Como un campo de girasoles, el poema no debe ser explicado.
 
Si un poema debe ser explicado, esto es el fracaso de la comunicación.
 
Un poeta no debe discutir el arte de la poesía o el proceso creativo. Es más que un secreto del oficio, mistificándose en sus misterios.
 
Lo que diga un poeta acerca de su trabajo es una defensa que no debería llevar a cabo.
 
¿Quieres ser un gran escritor o un gran académico, un poeta burgués o un poeta radical en llamas?
 
¿Puedes imaginar a Shelley asistiendo a un taller de escritura?
 
Sin embargo los talleres de poesía pueden desarrollar comunidades de amistad poética en el corazón de América, donde tantos pueden sentirse solos y perdidos pues no hallan espíritus afines.
 
Si tienes que enseñar poesía golpea la pizarra con la tiza de la luz.
 
Ninguna idea, sólo en los sentidos. Nihil in intellectu quod non prius in sensu.
 
Si aspiras a ser un gran poeta, relaciónate con poetas que piensen. Son difíciles de hallar.
 
La poesía del pensamiento se abstiene del éxtasis.
Lee a los novelistas épicos, los poetas proféticos, los grandes contadores de historias, las grandes mentes.
 
Frecuenta las librerías.
 
¿Qué tienes en la mente? ¿Qué piensas hacer? Abrí la boca y deja de balbucear.
 
No tengas la mente tan abierta, pues se te puede caer el cerebro.
 
Transfórmate en una mente nueva y hazla más nueva aún.
 
Barre lejos las telas de araña.
 
Cultiva la disidencia y el pensamiento crítico. El primer pensamiento puede ser el peor pensamiento.
 
Persigue la ballena blanca pero no le claves el arpón. En lugar de ello captura su canto.
 
Otórgate permiso para realizar deslumbrantes vuelos de la imaginación en fantásticos planeos.
 
Tienes que ir más allá de las grandes expectativas y las más terribles profecías que todos albergamos.
 
Si aspiras a ser un gran poeta, sé la conciencia de la raza.
 
Resiste mucho, obedece menos.
 
Desafía al capitalismo con su disfraz democrático.
Desafía todos los credos políticos, incluido el populismo revolucionario y el socialismo patotero.
 
Considera el sufismo, especialmente su éxtasis tántrico en el cual la poesía compuesta en la lengua es la guía hacia el corazón y también hacia el alma.
 
Glorifícate en el pesimismo del intelecto y en el optimismo de la voluntad.
 
No soples burbujas de desesperanza.
 
La poesía es semilla y pimpollo, no es una ramita.
Fúmala para volarte.
 
Genera alegría colectiva frente al rostro del desaliento colectivo.
 
Libera secretamente todo ser que veas en una jaula.
 
Libera a los pobres y enfurece a los déspotas.
 
Haz sonar tu grito bárbaro sobre los techos del mundo.
 
Grazna el gran graznido.
 
Siembra tus poemas con la sal de la tierra.
 
Defiende a los tontos y locos.
 
Observa la eternidad en los ojos de los animales.
 
Observa la eternidad, no una próxima noche, sino esta noche.
 
Expresa lo inexpresable.
No seas demasiado complejo para el hombre de la calle.
 
Sé un ave de canto, no un papagayo.
 
Sé un canario en la mina de carbón. (Un canario muerto no es solamente un problema ornitológico.)
 
Sé también un gallo que despierta al mundo.
 
Escribí poemas breves con la voz de los pájaros.
 
El canto de los pájaros no es producido por máquinas. Dale alas a los poemas para que vuelen hacia las copas de los árboles.
 
No complazcas, muy particularmente no complazcas al público, ni a los lectores, ni a los editores.
 
No halagues a la Mente Media de América ni a la sociedad de consumo. Sé un poeta no un mercachifle.
 
No desmerezcas a los académicos que sostienen que el poema debe contener integridad, armonía, radiaciones, verdad, belleza, bondad.
 
Hazte al mar en barcos, o trabaja cerca del agua, y rema en tu propio bote.
¿Por qué escuchar a los críticos que no han producido grandes obras?
 
No produzcas poesía por metro.
 
No escribas segundas versiones de las realidades virtuales.
 
Sé un lobo en la majada de corderos del silencio.
No patines en la cáscara de banana del nihilismo, incluso cuando escuches el rugido de la nada.
 
Tienes que llenar el oscuro abismo que bosteza detrás de cada rostro, cada vida, cada nación.
 
Haz un poema de cada una de tus experiencias y sobreponte a la miopía del momento actual.
 
Atrapa instantes, cada segundo es una pulsación del corazón.
 
Oculta tu celular y estate aquí y ahora.
 
Busca lo permanente en lo evanescente, en lo que huye.
 
Haz ondas permanentes, y no sólo en las cabezas de las mujeres, estilizadas en la peluquería.
 
No juegues con tu bigote en sótanos desesperanzados escribiendo boberías incomprensibles.
 
¿Por qué vivir en las sombras? Hazte un lugar en el barco del sol.
 
No permitas que digan que tu poesía es una mierda.
No permitas que digan que tu poesía es para los pájaros.
 
Ríe a carcajadas de aquellos que dicen que tus poetas son unos inadaptados o terroristas potenciales y un peligro para el estado.
 
No permitas que digan que tu poesía es una neurosis de la cual muchos no se recuperan.
 
Ríe de aquellos que dicen que toda la poesía ha sido escrita por el espíritu santo y que tú eres solo un escritor fantasma.
 
Nunca, nunca creas que la poesía es irrelevante en las épocas oscuras.
 
No permitas que digan que los poetas son parásitos.
 
Ríe de aquellos que sostienen que la poesía es subvencionada por la Inseguridad Social.
 
No les creas cuando te dicen que nadie invierte una moneda en la poesía en el mercado de valores de nuestra cultura de los casinos.
 
No abras tu boca, salvo que tengas la urgencia del canto.
 
Si no tienes nada que decir no lo digas.
No sermonees de este modo. No digas No.
 
Búrlate de aquellos que dicen que vivís en el mundo de los sueños. Sueña tu propia realidad. Acampa en las riberas de la realidad.
 
Ríe de aquellos que te dicen “Escriba prosa, joven, escriba prosa”.
 
Sal de tu ropero. Ahí adentro hay demasiada oscuridad.
Ten el valor de ser un insurgente poético no violento, un antihéroe.
 
Templa lo intemperante de tu voz con la compasión.
 
En las viñas de la ira cosecha las uvas para hacer el vino nuevo.
Recuerda que los hombres y las mujeres, seres sufrientes, viven el éxtasis y el dolor infinitamente.
 
Levanta las persianas, abrí tus cerradas ventanas, eleva el techo, retira las cerraduras de las puertas, pero no arrojes los tornillos a la basura.
 
No destruyas el mundo si no tienes algo mejor para reemplazarlo.
 
Desafía a Némesis, la diosa vengativa, la diosa de la envidia.
 
Comprométete con algo más allá de vos mismo. Demuestra tu pasión.
 
¿Si pudieras arrebatar la fama de las llamas, dónde estaría tu arco ardiente, dónde tus flechas del deseo, dónde tu incendiado ingenio?
 
Cuando el poeta se baja los pantalones, su “ars poetica” como sus nalgas deben ser evidentes, abriéndole el paso a las erecciones líricas.
 
Las clases dirigentes comienzan las guerras, las clases bajas combaten en ellas. Los gobiernos mienten. La voz del gobierno no es la voz del pueblo.
Habla. Actúa. El silencio es cómplice.
 
Se el tábano del estado, pero también su luciérnaga, su bicho de luz.
 
Y si tienes dos piezas de pan, haz como hicieron los griegos, vendé una y con la moneda del reino compra girasoles.
 
¡Despiértate, el mundo está en llamas!
 
Que tengas un buen día.
 
 
Lawrence Ferlinghetti


 

Etiquetas

Videos (223) Jose Luis Colombini (106) Osvaldo Guevara (106) Café Literario Traslasierra (86) Rafael Horacio López (86) Aldo Luis Novelli (75) Antonio Esteban Agüero (65) Claudio Suarez (65) Alejandro Nicotra (64) Roberto Jorge Santoro (64) Juan L. Ortiz (59) Baldomero Fernández Moreno (50) Oscar Guiñazú Alvarez (50) Gianni Siccardi (49) Vicente Huidobro (49) Aldo Pellegrini (47) Elvio Romero (47) Enrique Lihn (47) Jorge Teillier (46) Gloria Fuertes (45) Felipe Angellotti (44) Olga Orozco (42) Circe Maia (41) Hermann Hesse (41) Fernando Pessoa (36) Rodolfo Alonso (35) Vicente Aleixandre (35) Horacio Castillo (34) Gonzalo Rojas (33) Alejandra Pizarnik (32) Miguel Ortiz (32) César Vallejo (29) Raúl Gustavo Aguirre (29) Rodolfo Godino (29) Alberto Luis Ponzo (28) Anton Chejov (28) Daniel Conn (28) Marco Denevi (27) Octavio Paz (27) Gabriela Bayarri (26) Jorge Ariel Madrazo (26) Théophile Gautier (26) Alberto Girri (25) Carlos Garro Aguilar (25) Edgar Bayley (25) Jacques Sternberg (25) Jaime Saenz (25) Leónidas Lamborghini (25) Orfila Bardesio (24) Leopoldo Marechal (23) H. P. Lovecraft (22) Poetas Chinos (22) William Carlos Williams (22) Carlos Castaneda (21) Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento (21) Horacio Preler (21) Leandro Calle (21) Leopoldo "Teuco" Castilla (21) O. Henry (21) Sandro Penna (21) Sandro Tedeschi (21) Witold Gombrowicz (21) Julio Bepré (20) Mario Torres (20) Nicanor Parra (20) Cesar Moro (19) Francisco Madariaga (19) María Meleck Vivanco (19) Vicente Luy (19) Omar Yubiaceca (Jorge Omar Altamirano) (17) Teresa Gómez Atala (16) Ariel Canzani (15) Manuel Mujica Laínez (15) Marcelo Dughetti (15) Ana Cristina Cesar (14) Carlos Drummond de Andrade (14) Isidoro Blaisten (14) Karen Alkalay-Gut (14) Manuel López Ares (14) Mircea Eliade (14) Nestor Perlongher (14) Raymond Carver (14) Richard Aldington (14) Spencer Holst (14) Alaide Foppa (13) Anne Waldman (13) Antonin Artaud (13) Charles Baudelaire (13) Jorge Luis Carranza (13) José B. Adolph (13) Lawrence Ferlinghetti (13) Marcel Schwob (13) Ricardo Rubio (13) Sam Shepard (13) Cecilia Meireles (12) Ernesto Cardenal (12) Jose Emilio Pacheco (12) Rainer María Rilke (12) Laura López Morales (11) Música (11) Miguel Angel Bustos (10) Rodolfo Edwards (10) Carlos Bousoño (9) Victor Saturni (9) Adrian Salagre (8) Eugenio Mandrini (8) Federico Garcia Lorca (8) Horacio Goslino (8) Inés Arredondo (8) José María Castellano (8) Juan Jacobo Bajarlia (8) Julio Requena (8) Roque Dalton (8) Allen Ginsberg (7) Andres Utello (7) Antonio Porchia (7) Basho (7) Carlos Oquendo de Amat (7) Charles Simic (7) Conde de Lautréamont (7) Francisco Rodríguez Criado (7) Gaspar Pio del Corro (7) Gerardo Coria (7) Gianni Rodari (7) Hans Magnus Enzensberger (7) Leonard Cohen (7) Li Bai (7) Li Po (7) Litai Po (7) Lope de Vega (7) Norah Lange (7) Oliverio Girondo (7) Pedro Serazzi Ahumada (7) Robert Frost (7) Eduardo Galeano (6) Gregory Corso (6) John Forbes (6) Revista El Gato del Espejo (6) Torquato Tasso (6) Victoria Colombini Lauricella (6) William Shand (6) Círculo de Narradores de Traslasierra “ Paso del Leon” (5) Hugo Mujica (5) Jorge Luis Borges (4) Leopoldo Lugones (4) Eduardo "Lalo" Argüello (3) Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazù Alvarez (3) Roberto Bolaño (3) Tomas Barna (3) Pablo Anadón (2) Pablo Neruda (2) Ricardo Di Mario (2) Rubén Darío (2) Susana Miranda (2) Walter Ruleman Perez (2) Antonio Machado (1) Beatriz Tombeur (1) Eduardo Fracchia (1) Enrique Banchs (1) Enrique Molina (1) Ernesto Sábato (1) Jose Caribaux (1) Juan Gelman (1) Julio Cortázar (1) Mario Pacho O Donnell (1) Ricardo Piglia (1) Victoria Ocampo (1)