Quiero explicar que todos los post que fueron subidos al blog están disponibles a pesar de que no se muestren o se encuentren en la pagina principal. Para buscarlos pueden hacerlo por intermedio de la sección archivo del blog ahi los encuentran por año y meses respectivamente. también por “etiquetas” o "categorías de textos publicados", o bajando por la pagina hasta llegar al último texto que se ve y a la derecha donde dice ENTRADAS ANTIGUAS (Cargar más entradas) dar click ahí y se cargaran un grupo más de entradas. Repetir la operación sucesivamente hasta llegar al primer archivo subido.

INSTRUCCIONES PARA NAVEGAR EN EL BLOG:

El blog tiene más contenidos de los que muestra en su pantalla inicial al abrir la página. En la pantalla principal usted vera 5 entradas o posteos o publicaciones. Al llegar a la última que se muestra puede clickear donde dice ENTRADAS ANTIGUAS verá las 5 entradas, posteos o publicaciones anteriores. Puede seguir así y llegará hasta la primera publicación del blog. A la izquierda en la barra lateral (Sidebar) Usted verá el menú ETIQUETAS. Ahí están ubicadas las categorías de los textos publicados, si usted quiere ver poemas de un determinado autor, busca su nombre, clickea ahí y se le abrirán los trabajos de ese autor, Si no le mostró todo lo referido a esa categoría al llegar al final encontrará que dice ENTRADAS MAS RECIENTES, PÁGINA PRINCIPAL Y ENTRADAS ANTIGUAS. Debe clickear en ENTRADAS ANTIGUAS y le seguirá mostrando mas entradas o post con respecto al tema que busca. A la derecha , se encuentra un BUSCADOR, usted puede ingresar ahí el nombre del poema, o texto, o un verso, o autor que busque y le mostrará en la página principal el material que tenga el blog referido a su búsqueda. Debajo del Buscador del Blog encontramos el Menú ARCHIVO DEL BLOG en el cual se muestran los Títulos de las entradas o textos publicados del mes en curso, como así también una pestaña con los meses anteriores en la cual si usted clickea en ella verá los títulos de las entradas publicadas en determinado mes, si le da clic verá dicha entrada y asi año por año y mes por mes. Puede dejar comentarios en cada entrada del blog clickeando en COMENTARIOS al final de cada entrada. El blog es actualizado periodicamente, pudiendo encontrar nuevos textos, fotografías, poemas, videos, imágenes etc...

Gracias por visitar este lugar.




30 de junio de 2022

Pobre lenguaje, Roque Dalton

 

Pobre lenguaje
 
Mi país es el mundo pero el mundo
está que jode loco de sordera
funeral agorero como un golpe
una pedrada en vez de desayuno
San Pablo era más héroe que yo
somos antiguos panes vanidosos
peregrinos de una misma torre
supuran ya los tragos que tomé
 
Amo rebelde de una orquesta de agua suculento
desastre que retoña en las barbas de Dios trueno
capaz de toda palabra menos de la incredulidad.
 
Roque Dalton
De Un libro levemente odioso


29 de junio de 2022

Por qué escribimos, Roque Dalton

        POR QUÉ ESCRIBIMOS
 
Uno hace versos y ama
la extraña risa de los niños,
el subsuelo del hombre
que en las ciudades ácidas disfraza su leyenda,
la instauración de la alegría
que profetiza el humo de las fábricas.
 
Uno tiene en las manos un pequeño país,
horribles fechas,
muertos como cuchillos exigentes,
obispos venenosos,
inmensos jóvenes de pie
sin más edad que la esperanza,
rebeldes panaderas con más poder que un lirio,
sastres como la vida,
páginas, novias,
esporádico pan, hijos enfermos,
abogados traidores
nietos de la sentencia y lo que fueron,
bodas desperdiciadas de impotente varón,
madre, pupilas, puentes,
rotas fotografías y programas.
Uno se va a morir,
mañana,
un año,
un mes sin pétalos dormidos;
disperso va a quedar bajo la tierra
y vendrán nuevos hombres
pidiendo panoramas.
Preguntarán qué fuimos,
quienes con llamas puras les antecedieron,
a quienes maldecir con el recuerdo.
Bien.
Eso hacemos:
custodiamos para ellos el tiempo que nos toca.

 
Roque Dalton
De La ventana en el rostro (1961)

 

28 de junio de 2022

De nuevo acerca de las contradicciones en el seno de la poesía, Roque Dalton


 De nuevo acerca de las contradicciones en el seno de la poesía, Roque Dalton

 
Nuestra poesía es más puta que nuestra democracia
con sus párpados puede corromper a la juventud
trompeta de burdel sonada hacia el horizonte
a lomos de una vaca a punto de desintegrarse
pero ducha en el póker de los siglos.
 
Cristo con bello chaleco de jazzista
clavado químicamente a su propio milagro
el poeta simularà una espléndida mudez
pensando que tan sólo la ciudad es náufraga
 
Rezo a tu tempestad imploro suplico cara a cara
por tu tempestad gozne junto de goce flete de oro
hacia el desierto que clama por la sal
 
Crema de lástima emboscada flagrante
todo esto es sólo una erizante broma
cuando no lloras eres espantoso como un payaso de caucho descolorido por la corriente
 
 La poesía es el cubo de la leche de burra
donde cayó la estrella por quienes todos preguntan
 
Otra jugarreta de la locura y perdería mi puesto de centinela formidable
cayendo como la lengua de un ahorcado hasta una jaula llena de lobos frágiles
 
Una erizante broma nada más emboscadas flagrantes puta poesía para disimular

 
  
De Un libro levemente odioso, Roque Dalton
UCA Editores 1993 Tercera Edición.

27 de junio de 2022

El río tiene esta mañana, Juan L. Ortiz

EL RIO TIENE ESTA MAÑANA...

El río tiene esta mañana, amigos,
una fisonomía cambiante, móvil,
en su amor con el cielo melodioso de otoño.
Como una fisonomía dichosa cambia, como  una  fisonomía  sensible,  sensitiva.
Orillas. Isla de enfrente.
Cómo danzaría la alegría allí,
cómo danzaría,
ebria de ritmo ante las formas de las nubes,
de las ramas, de la gracia de los follajes
penetrados de cielo pálido y dichoso!
¡Cómo danzaría la alegría allí! Orillas.
Una mujer que va hacia una canoa.
Hombres  del  lado  opuesto  que  cargan  la  suya.
Los gestos de los hombres y el paso de la mujer
y el canto de los pájaros se acuerdan
con el agua y el cielo en un secreto ritmo.
Un momento de olvido musical, un momento.
Un momento  de  olvido  para  nosotros,  claro.

 
Juan L. Ortiz
De El ángel inclinado (1937)


 

26 de junio de 2022

Domingo, Juan L. Ortiz

Domingo
 
El sol y el viento, solos, sobre el pueblo.
Alegría de cal, de callejones últimos
entre un pudor de ramas,
por donde mis paseados, lentos días
salían a suaves campos.
Vecino era del agua y de la luz.
 
Campanas. Oh, la infancia que era como estas hojas,
gracia viva del aire y los reflejos
bajo  la  penetrante,  mansa  mirada de  la  tarde.
 
Juan L. Ortiz
De El agua y la noche (1924-1932)

 

25 de junio de 2022

El pueblo bajo las nubes... Juan L. Ortiz


 

El pueblo bajo las nubes...
 
Duerme el pueblo. ¿Es ello cierto bajo esta luz casi nevada de un jardín algodonoso que flota, se abre, y ciérrase sobre las calles solas en una fantasía toda infantil de pura?
Yo sé, oh, que las cosas, sólo las cosas, sólo, se iluminan en esta irradiación alada y  candida—  Grandes  cisnes  efímeros sobre un sueño de cal y de follajes?
 

Juan L. Ortiz
De El ángel inclinado (1937)


24 de junio de 2022

García Lorca, Juan L. Ortiz

GARCÍA LORCA...
 
Iba con un énfasis todo infantil con el hallazgo
de las canciones del pueblo.
Oh  gracia fresca del pueblo para decir su alegría, su dolor,
la pesadilla terrible de su vida
donde veía las sombras de la fatalidad, por veces:
un niño en los infiernos con las alas del ángel de la melodía!
Qué soplo en los cantos! A veces, oh, qué viento! en las
[canciones.
Pero él no quería poner ritmo al viento
porque escuchaba a la secreta sangre, a la profunda sangre, y era en la luz antigua, y viva, y eterna, de la tierra y el cielo: resplandor: el más puro; aroma: el más etéreo, del gran
[niño doliente que hoy madura entre las balas,
o música de las músicas que venían como un río viejo de los
[primeros sufrimientos y de las primeras nostalgias,
de las primeras rebeliones y también de las primeras fiestas!
—oh, qué surtidores de gracia él curvaba como un mago—
Azucena aparecida
o caballo alado que viene de los olivares
tocando alarmas en su galope de sueño
porque la tierra está toda sonora:
increíblemente tronchada,
o cazado a tiros, oh poetas, en la noche estúpida y cobarde!
 
Juan L. Ortiz
De El ángel inclinado (1937)

 

23 de junio de 2022

Iba la felicidad, Juan L. Ortiz

IBA LA FELICIDAD
 
Iba la felicidad
en cuatro remos volando
en el cielo del río
hacia el fondo de la tarde.
 
La felicidad buscaba
el secreto de la tarde,
y no podía encontrarlo,
pues   su   misterio   huía
cada vez más, de tan diáfano.
 
. . .Y no podía encontrarlo.
Pero cantó, y el sensible
cristal íntimo se hirió:
el canto había encontrado
el  secreto  de  la  tarde.
 
A cuatro remos venía
la felicidad aleteando
desde el fondo de la tarde.
 
Un  largo  rosa  espectral
era el cielo del río.
La felicidad venía
de doble sombra callada.
 
Un hastío  de  agua-fuerte
era el paisaje del río.
 
Pero arriba se abrían guiños
de innumerable dulzura.
 
Juan L. Ortiz
De El agua y la noche (1924-1932)

 

22 de junio de 2022

Jose Luis Colombini leyendo poemas de Juan L. Ortíz. Río rosado en la noche y Estas primeras tardes de primavera. Café Literario del 7/5/09

Jose Luis Colombini leyendo poemas de Juan L. Ortíz. Río rosado en la noche y Estas primeras tardes de primavera. Café Literario del 7/5/09, Villa Dolores, Traslasierra, Cordoba, Argentina
Miguel Ortiz y Susana miranda opinan y cuentan anécdotas.




RIO ROSADO AUN EN LA NOCHE Juan L Ortiz de El alba sube.. (1933 – 1936)
Juan L Ortiz de El alba sube.. (1933 – 1936)

 
Río rosado aún en la noche,
a ras con las orillas, pálido entre las sombras.
La luna quiere guiarte o encantarte
esforzándose por mostrarte
los países aún no marchitos del ocaso.
Tú aún los recoges,
con una cortesía un poco distraída,
río rosado en la noche,
pues tienes una secreta obstinación
de correr mucho esta noche.
Nada de sueño, no, a pesar de la invitación
de la luna,
y de los grillos de la orilla que te llaman,
y de las luces cercanas que te hacen señas,
y de alguna casa de la barranca,
que quiere alargar su reflejo en tu paz.
Alto río rosado, pleno.
Una infantil energía, un ilusionado impulso,
te hace sordo esta noche
a lo que antes te hacía soñar y quedarte hasta el alba.
El canto de un pájaro en la medianoche
te detenía ¿recuerdas? frente a un árbol.
Ah, nos engaña casi tu transparencia tardía,
rosada, y con estremecimientos ya azulados.
Río pleno, pálido en la noche.

 
Juan L. Ortíz


Estas primeras tardes de primavera,
tan celestes, tan puras,
—Domingo que es una soledad
de luz y árboles—
cómo me entristecen!
Perdonadme, camaradas, esta tristeza.
Estoy penetrado de sutiles, de viejos venenos.
Me entristecen quizás
porque bajo el vuelo posado de esta dicha aérea,
me encuentro frente al fantasma de mi soledad de antes.
O es que una dicha así impalpable
es siempre triste?
 
Excusadme, compañeros,
este suspiro.
Los Domingos de estos pueblos
tienen la sonrisa de una muerte encantadora.
 
Pájaros que apenas cantan.
Y árboles, árboles, sólo, con el cielo.
Pienso que si todos fueran dichosos,
cómo respondería esta dicha a la paz
fluida del cielo.
Guirnaldas humanas ondularían armoniosamente
cantando las canciones sencillas y bellas
de los poetas amados de todos.
Las músicas que soñaba Debussy para los parques,
harían un tejido frágil y grave, suspendido.
Es esta tristeza, entonces, la tristeza de la posesión?
Si en todos estuviera esta dicha
como una gracia transparente
que diera ritmo a los cuerpos,
melodía a la voz,
amor vivo, vivo, a las almas,
sensibilidad a todos bajo los dedos de la música,
yo no estuviera triste.
La belleza de la tarde
no sería recogida sólo por los árboles,
por los pájaros, por el río que la lleva, hacia dónde?
por un refinado nostálgico y ultrasensible,
sino que tendría también una más amplia, inmediata, y por
[qué no?
 
más completa
expresión humana.
La tarde para todos, compañeros.
 

Juan L Ortiz de El alba sube.. (1933 – 1936)
 


21 de junio de 2022

Invierno, tarde tibia... Juan L. Ortiz

Invierno, tarde tibia...
 
Invierno. Tarde tibia.
Como en una dicha diamantina todo.
Aéreos, casi, la hierba y el agua.
¿Será en la noche inquieta, aterida, un recuerdo translúcido, esta tarde?
Un aroma infinito, tibio, debiera ser,
penetrando los sueños llenos de formas quietas
y como eternizadas.
Debiera ser. Como un vuelo se pierde, sin embargo.
—¿Pero se pierde un vuelo?—
Visita alada sin la mínima atención humana
a que tenía derecho.
Pienso. Oh, no sueño.
Entre la sangre y el fuego, quizás,
entre el dolor paciente,
se ganarán los estados necesarios a la cortesía con los ángeles.
La cortesía de todos para que la gracia no sea un privilegio,
y puedan las noches futuras delicadamente defendidas
para todos y para algo que será más que la dicha
—oh  exquisitos a quienes la dicha sola os hiere—
estremecerse, secretas, con el recuerdo aún vivo
de alas entrevistas y de nimbos extraños.
 
Juan L. Ortiz
De El ángel inclinado (1937)

 
 

20 de junio de 2022

Tú nos envuelves como la niebla, Ernesto Cardenal

Tú nos envuelves como la niebla
de esta mañana de invierno.
Yo te oigo en el grito del grajo,
los gruñidos de los cerdos comiendo,
y el claxon de un auto en la carretera.
 
Ernesto Cardenal

19 de junio de 2022

Como latas de cerveza vacías y colillas ... Ernesto Cardenal

 

Como latas de cerveza vacías y colillas 
de cigarrillos apagados, han sido mis días.
Como figuras que pasan por una pantalla de televisión
y desaparecen, así ha pasado mi vida.
Como automóviles que pasaban rápidos por las carreteras
con risas de muchachas y músicas de radios…
Y la belleza pasó rápida, como el modelo de los autos
y las canciones de los radios que pasaron de moda.
Y no ha quedado nada de aquellos días, nada,
más que latas vacías y colillas apagadas,
risas en fotos marchitas, boletos rotos,
y el aserrín con que al amanecer barrieron los bares.
 
Ernesto Cardenal


18 de junio de 2022

En la noche iluminada de palabras:... Ernesto Cardenal



En la noche iluminada de palabras:
PEPSI—COLA
PALMOLIVE CHRYSLER COLGATE CHESTERFIELD
que se apagan y se encienden y se apagan y se encienden,
las luces rojas, verdes y azules de los hoteles y de los bares
y de los cines, los trapenses se levantan al coro
y encienden sus lámparas fluorescentes
y abren sus grandes Salterios y sus Antifonarios,
entre millones de radios y de televisores.
Son las lámparas de las vírgenes prudentes esperando
Al esposo en la noche de los Estados Unidos.
 
 
Ernesto Cardenal

 

17 de junio de 2022

Como las lechuzas que sólo ven de noche... Ernesto Cardenal


Como las lechuzas que sólo ven de noche, y como
El mediodía es la medianoche de los murciélagos,
En esta tarde luminosa de julio ¿no será otra la luz
Y no será tan sólo lo oscuro lo que vemos:
El tanque de agua plateado, la puesta de sol,
Las golondrinas revoloteando, este libro de Suso,
El avión que cruza como un pez por el cielo de julio?
 
 
Ernesto Cardenal

 

16 de junio de 2022

Es la hora en que brillan las luces de los burdeles... Ernesto Cardenal

Es la hora en que brillan las luces de los burdeles
Y las cantinas. La casa de Caifás está llena de gente.
Las luces del palacio de Somoza están prendidas.
Es la hora en que se reúnen los Consejos de Guerra
Y los técnicos en torturas bajan a las prisiones.
La hora de los policías secretos y de los espías,
Cuando los ladrones y los adúlteros rondan las casas
Y se ocultan los cadáveres. Un bulto cae al agua.
Es la hora en que los moribundos entran en agonía.
La hora del sudor en el huerto, y de las tentaciones.
Afuera los primeros pájaros cantan tristes,
Llamando al sol. Es la hora de las tinieblas.
Y la iglesia está helada, como llena de demonios,
Mientras seguimos en la noche recitando los salmos.
 
Ernesto Cardenal
 

15 de junio de 2022

Oración por Marilyn Monroe, Ernesto Cardenal



Oración por Marilyn Monroe
 
Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el
nombre de Marillyn Monroe
aunque ese no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita
violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.
Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia
(según cuenta el Time)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso
Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.
Señor
en este mundo contaminado de pecados y radiactividad
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda .
Que como toda empleadita de tienda soñó ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor)
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos
--El de nuestras propias vidas-- Y era un script absurdo.
Perdónala Señor y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esta Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tanquilizantes.
Ernesto Cardenal Poemas 9
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje --insistiendo en maquillarse en cada escena--
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.
Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.
Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
y apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematrográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.
La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan sólo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gansters
alarga la mano a un teléfono desconectado.
Señor
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de Los Angeles)
/contesta Tú el teléfono!
 
Ernesto Cardenal

14 de junio de 2022

CANTIGA 1 El big bang, Ernesto Cardenal


 

CANTIGA 1 El big bang, Ernesto Cardenal
 
CANTIGA 1
 
El big bang

 
En el principio no había nada
ni espacio
ni tiempo.
El universo entero concentrado
en el espacio del núcleo de un átomo,
y antes aun menos, mucho menor que un protón,
y aun menos todavía, un infinitamente denso punto matemático.
Y fue el Big Bang.
La Gran Explosión.
El universo sometido a relaciones de incertidumbre,
su radio de curvatura indeterminado,
su geometría imprecisa
con el principio de incertidumbre de la Mecánica Cuántica,
geometría esférica en su conjunto pero no en su detalle,
como cualquier patata o papa indecisamente redonda,
imprecisa y cambiando además constantemente de imprecisión
todo en una loca agitación,
era la era cuántica del universo,
período en el que nada era seguro:
aun las "constantes" de la naturaleza fluctuantes indeterminadas,
esto es
verdaderas conjeturas del dominio de lo posible.
Protones, neutrones y electrones eran
completamente banales.
Estaba justificado decir que en el principio
la materia se encontraba completamente desintegrada.
Todo oscuro en el cosmos.
Buscando,
(según el misterioso canto de la Polinesia)
ansiosamente buscando en las tinieblas,
buscando
allí en la costa que divide la noche del día,
buscando en la noche,
la noche concibió la semilla de la noche,
el corazón de la noche existía allí desde siempre
aun en las tinieblas,
crece en las tinieblas
la pulpa palpitante de la vida,
de las sombras sale aun el más tenue rayo de luz,
el poder procreador,
el primer éxtasis conocido de la vida,
con el gozo de pasar del silencio al sonido,
y así la progenie del Gran Expandidor
llenó la expansión de los cielos,
el coro de la vida se alzó y brotó en éxtasis
y después reposó en una delicia de calma.
(El poema llegado a Nueva Zelanda de la Polinesia.)
Todo era oscuro en el cosmos.
El espacio Heno de electrones
que no dejaban pasar la luz.
Hasta que los electrones se unieron con los protones
y el espacio se volvió trasparente
y corrió la luz.
Y el universo se inició
como en eloratorio de Haydn.
Antes de la gran explosión
no había ni siquitra espacio vacío,
pues espacio y tiempo, y materia y energía, salieron de la explosión,
ni había ningún "afuera" adonde el universo explotara
pues el universo lo contenía todo, aun todo espacio vacío.
Antes del comienzo sólo Awonawilona existía,
nadie más con él en el vasto espacio del tiempo
sino la negra oscuridad por dondequiera
y la desolación vacía dondequiera
en el espacio del tiempo.
Y sacó su pensamiento afuera en el espacio...
No existía nada, ni existía la nada.
Entre día y noche no había límite.
Todo al principio estaba velado...
O como lo cuentan en las Islas Gilbert:
Na Arean sentado en el espacio
como una nube flotando sobre la nada...
La expansión del universo es
las velocidades provenientes de la gran explosión.
Y un difuso trasfondo de estática de radio
ha quedado flotando,
un vago rumor de radio disperso en el universo
como un eco lejano del Big Bang,
no obstante el "efecto dialéctrico"
de unas cagadas de palomas en la antena
(una pareja de palomas)
esa estática
es la más antigua señal captada por los astrónomos
(antes de la luz de las galaxias más distantes).
Vaga radiación como un eco de cuando el universo era opaco,
l .000 veces menor y con l .000 veces más calor que ahora,
o sea, cualquier par de partículas 1.000 veces más juntas.
.. .Antes que el cielo y la tierra tomaran forma
todo era vago y amorfo.
Cuando el cielo y la tierra estaban unidos en vacío y pura simplicidad,
entonces, sin haber sido creadas, las cosas existieron.
Esta fue la Gran Unidad.
Todas las cosas salieron de esta Unidad -
pero todas siendo diferentes...
.. .Primero era el gran huevo cósmico. Dentro del huevo
había caos. Y sobre el caos flotaba P'an Ku.
Cielo y tierra sin forma.
Todo era vago y amorfo...
...En el principio sólo había nieblas.
Nieblas blancas, azules, amarillas.
Las nubes las hizo de niebla blanca.
La noche la hizo de niebla negra.
La tierra la hizo con todas las nieblas.'.
Él cantó al crear la tierra.
Él hizo la tierra cantando.
...Del abismo nació la tierra, cuando no había cielos ni tierra.
Allí donde antiguamente no había cielo.
Primera, segunda, tercera, tres wes cuatrocientas épocas,
miles de épocas.
Sólo por sí mismo, en la Profunda Noche,
Sonó la Primera Palabra,
allí donde no había cielo ni tierra...
El paso de la era de la radiación
a la era presente de la materia.
Antes era tanta la energía de los fotones
que la mayor parte del universo era radiación
y no masa.
O podemos decir que todo era pura radiación
sin materia esencialmente.
Pero la era de la pura radiación
empezó solamente después de los primeros minutos.
Antes la materia sí fue importante,
aunque una materia diferente de la del presente universo.
... En el principio todo densa oscuridad,
sin formas, vacío...
.. .Entonces el Tao no tenía nombre.
Lo tuvo y fue la creación...
...Todo inmóvil, todo quieto, todo silencioso, todo vacío,
en el cielo.
No había nada reunido, nada junto,
no existía nada que existiera, solamente inmovilidad,
silencio, en las tinieblas, en la noche...
Caos en que no se-distinguía lo que es, asha,
de lo que no es, drug (del libro que quemó Alejandro Magno
pero fue reconstruido de memoria)
... no había sino crepúsculo...
es lo que cuentan los cunas en sus islas de coral.
Cuando el universo era 10.000 veces menor que ahora
su calor era 10.000 veces mayor.
Hubo un tiempo en que la temperatura era tan alta
que la colisión de protones con protones
producía partículas materiales de la pura energía.
.. .En el principio sólo estaba el Uno sin otros;
ese Ser pensó: deseo ser muchos...
...Él estaba sentado en medio del espacio -
y tomó conciencia de sí y que sólo él existía.
Se puso a pensar qué podía hacer. Y lloró.
Sus lágrimas son los Grandes Lagos.
Deseó la luz, y la luz fue hecha...
.. .Surgió en medio de las tinieblas originales
con su corona de plumas que son gotas de rocío.
La dueña de las tinieblas es la lechuza...
El positrón es la antipartícula del electrón.
Cuando un positrón choca con un electrón
la energía de los dos se hace pura radiación.
(La relación entre partícula y partícula es recíproca,
el positrón es la antipartícula del electrón
y el electrón es la antipartícula del positrón.)
Los años no eran la tierra girando alrededor del sol,
no había tierra ni había sol,
el tiempo era el de la órbita de un electrón
alrededor de un núcleo de átomo de hidrógeno.
... En aquel tiempo había oscuridad y no había río...
Primero fue un tiempo cero con infinita temperatura.
Una centésima de segundo después del principio
(como los científicos teóricos piensan que fue
inmediatamente después del principio)
el universo era tan simple como nunca lo volverá a ser,
una masa indiferenciada de materia y radiación,
todas las partículas chocando rápidas con las otras partículas.
Por lo que a pesar de la rápida expansión
el universo estaba en un estado de equilibrio térmico,
y la temperatura era 10" " K.
Las partículas abundantes eran el electrón con
su antipartícula el positrón.
El calor era demasiado grande para esos electrones y positrones
así que ellos y los fotones no eran más que radiación.
...Dos gemelos terminaron la creación.
Enseñaron a producir fuego, a cazar las focas.
Enseñaron también a los hombres a hacer el amor.
Les revelaron los nombres de las cosas...
... Al principio creó dos sexos y los juntó...
A la enorme densidad dekomienzo
corresponde una enorme velocidad de expansión.
El "tiempo característico te expansión", así dicen,
es 100 veces la extensión de tiempo
en que el tamaño del universo aumenta el I por ciento,
la gravitación continuamente retardando la expansión.
Hay un electrón por cada protón
pero demasiado calor para que se reúna un átomo.
Después no hay nada más de interés por 700.000 años.
Entonces los electrones y núcleos formaron átomos.
El universo se volvió transparente a la radiación.
Los átomos recién formados brillaron con gran luz.
Después
las primeras estrellas comenzaron a brillar en las primeras galaxias.
Al desacoplarse materia y radiación
la materia comenzó a formarse en galaxias y estrellas,
la gravedad grávida de estrellas,
grávida después de planetas en derredor de las estrellas,
y 10.000 millones de años después
Weinberg está contando esta historia.
Pero antes de los protones y electrones
1 millón de millones de millonésimas de segundo después del principio
el mundo que existía
"apenas si podría llamársele material".
(En California): El mundo era invisible.
Transparente como el cielo...
Él existía, Ta'aroa era su nombre en la inmensidad,
no había tierra, no había cielo,
no había mar, ni Tahití.
Existiendo solo, él se convirtió en universo...
La misma idea de 'partícula' no tendría sentido,
cada partícula habría sido del tamaño del universo observable
y el universo con una temperatura de más de
100 millones de millones de millones de millones de millones de grados
a una décima de millonésima de millonésima de millonésima
de millonésima de millonésima de millonésima de millonésima
de segundo después del principio.
.. .Él hizo la tierra de Hawaii como una concha marina
y la tierra comenzó a danzar...
Es ai menos lógicamente posible el que hubiera un principio
antes del cual el tiempo no tendría sentido.
Una temperatura cero
pues menos calor que el absoluto no calor no puede haber.
Un tiempo cero,
un momento del pasado
en e) que es imposible que hubiera antes por principio
ninguna cadena de causa y efecto,
ningún antes.
En el principio fue una explosión,
pero no una explosión desde un centro hacia afuera
sino una explosión simultánea dondequiera, llenando
todo el espacio desde el principio, toda partícula
de materia apartándose de toda otra partícula.
Una centésima de segundo después
la temperatura era de 100.000 millones de grados centígrados
aún tan alta que no podía haber ni moléculas ni átomos ni
núcleos de átomos, sólo partículas elementales:
electrones, positrones
y neutrinos fantasmales sin carga eléctrica y sin masa
"lo más cercano a la nada que han concebido los físicos"
Y el universo se Herede luz.
.. .La noche oprimía la tierra como selva impenetrable...
... Se dice que cuando aún era de noche,
cuando aún no había luz,
cuando aún no amanecía,
dicen que se juntaron. Dijeron: ¿Quién hará amanecer?...
...Cuando era noche.
Estaba la luz metida allá en una Cosa Grande.
Comenzó a amanecer y mostrar la luz que en sí tenía,
y principió a crear en aquella primera luz...
Al final de los primeros tres minutos
protones y electrones comenzaron a formar núcleos,
primero tos núcleos de hidrógeno,
de 1 protón y 1 neutrón.
No había todavía ni galaxias ni estrellas
sino una masa indiferenciada y ionizada de materia y radiación.
Tendría que haber habido un tiempo
en que la energía de la radiación era mayor
que la energía de la materia del universo.
Y fue la transición de la era de la radiación, cuando
la mayoría de la energía del universo era en forma de radiación,
a la era presente de la materia, cuando la mayoría
de la energía está en las masas de las partículas.
En un principio vivía entre densas y oscuras neblinas
allá donde se juntan el cielo y el mar.
Creó en el mar una isla muy grande
la que llenó de vida perecedera...
.. .Cuando el cielo allá arriba no había sido mencionado
y el nombre de la tierra ni siquiera pensado.
Ningún pantano todavía formado. Y no había Mesopotamia...
.. .Cuando toda la tierra aún no existía,
y por todos lados era agua,
una bruma inmensa...
La materia siguió dispersándose, dispersándose,
cada vez más fría y menos densa,
y un poco después -unos pocos centenares de miles de añosse
había enfriado lo suficiente para que electrones
unidos a núcleos engendraran átomos de hidrógeno y helio,
y este gas por la gravitación se fue juntando, juntando más,
y después apretándose más en forma de galaxias y estrellas ;
del presente universo.
...Las estrellas son mujeres
que por la noche encienden fuegos helados.
.. .Arriba hay una aldea de mujeres
que de noche tejen sus molas junto a lámparas muy fuertes..-.
...Las estrellas fugaces son excrementos de los astros...
Desde entonces la presión de la materia, de la sola materia,
fue demasiado débil para oponerse
a la unión apasionada de la materia en las galaxias
que vemos en el cielo.
Los ingredientes de las primeras estrellas
proceden de esos tres minutos.
Pero las galaxias estarían tan juntas en aquel pasado
que ni galaxias ni estrellas ni átomos, ni núcleos de átomos,
tenían una existencia separada.
.. .Antiguamente nuestra tierra estaba en el lugar del cielo...
.. .En el principio fueron creadas formas con la materia de las nubes
pero sin vida.
Hasta después fue la creación de la primera pareja.
... El Primer Mundo era negro como lana negra
lo sabemos por nuestros antepasados... (dijo el navajo
A Aileen O'Bryan, y dijo que los navajos
habían sabido siempre de la evolución).
Pero si la expansión aumenta y aumenta
aumentará la distancia de las partículas
hasta que el universo entero parezca
un espacio vacío.
Las reacciones termonucleares poco a poco acabándose
en todas las estrellas, quedando sólo una ceniza
de estrellas negras enanas, estrellas de neutrón y hoyos negros,
los planetas girando cada vez más despacio,
sin llegar a pararse nunca en un tiempo finito.
La muerte por entropía.
El cielo por fin totalmente negro.
Ya no habrá distinción entre estrellas brillantes y espacio negro.
O la materia se convertirá nuevamente en radiación
y todo volverá a ser luz.
El universo comenzará de nuevo a concentrarse lentamente.
La concentración será una expansión al revés.
Como si devolvieran otra vez la película
delante de los espectadores aún sentados en la sala de cine,
el cow-boy en su'caballo blanco galopando hacia atrás,
la bala disparada a la pistola,
las bocas separadas volviendo al lento beso.
Dentro de diez mil millones de años los astrónomos ¡
verán empezar a desplazarse
del rojo al azul a las lejanas galaxias.
El colapso gravitacional del universo.
Cuando el universo sea una centésima de su tamaño actual
el ruido de fondo de la radiación dominará el cielo.
El cielo nocturno tan caliente como el de día en el presente.
Setenta millones de años después será más brillante que el sol.
Las moléculas en planetas y estrellas y espacio interestelar
se irán descomponiendo en átomos
y los átomos en electrones y núcleos atómicos.
Después de otros 700.000 años
la temperatura será de diez millones de grados,
estrellas y planetas licuados en un coctail cósmico
de electrones y núcleos y radiación.
La temperatura subirá a diez mil millones de grados
en los siguientes 22 días.
Los núcleos se quebrarán en protones y neutrones.
Muy pronto entonces electrones y positrones surgirán en gran número
de las colisiones de fotones con fotones, , M
y los fantasmales neutrinos con sus antineutrínos
harán de todo el cosmos una comunión térmica. ••"'
Hasta los últimos tres minutos.
¿Es entonces que se para el tiempo, en los últimos tres minutos?
¿Y más allá sólo hay la temperatura infinita y la densidad infinita?
Más allá de la última centésima de segundo no sabemos más
como no sabemos antes de la primera centésima de segundo
nos dice el autor del libro de los primeros tres minutos.
El universo tendría entonces otra vez
100 millones de millones de millones de millones de millones de grados
pero tal vez la pelota del cosmos siempre rebota
y empezará a expandirse de nuevo,
y su expansión llegará otra vez a pegar contra la pared
y a volver para atrás de nuevo y así
a rebotar otra vez
y así otra vez y otra vez
y así por siempre.
¿Y nosotros qué?
Ciclo sin fin de expansión y concentración
repetido y repetido en infinito pasado
que no tuvo comienzo.
Un infinito rebotar entre infinitos infinitos.
¿Y cuál es la importancia de nosotros?
Ningún monumento -piedra o metal- del presente universo.
Vos ser humano mirando en tu ventana las estrellas.
¡En ellas también lloran!
Muerte en accidente de aviación, o elección a presidente.
¿Cuál es la importancia de nosotros?
Uno que dice: mañana es lunes, hay que ir al trabajo.
La esperanza en aquel que fue al lugar de donde no se vuelve
y volvió.
Que se llamó a sí mismo un proceso electromagnético.
Después de todo, la vida es un proceso.
Todo es un proceso,
después de todo.
¿Y por qué nos ha sido dado conocerlo,
y ponerlo todo coherente en un pizarrón negro
con unos números de tiza, y unos cálculos?
¿Y si el universo entero tiende a ser
un sólo ser universal?
¿Y la última etapa de la evolución
el superorganismo universal?
Repitiéndose tras cada Big Bang este universo
para ser mejor cada vez
hasta llegar a ser el cosmos perfecto,
presentes en él todos los tiempos pasados,
recapitulados todos los seres.
Einstein por más que trataba,
fracasaba, sus ecuaciones le daban siempre un modelo no estático
 
de universo.
 
Ernesto Cardenal

13 de junio de 2022

Post coitum non ost omnia animal triste, Marco Denevi

Post coitum non ost omnia animal triste
 
—El padre de Melibea: ¡Desdichada, te dejaste seducir por Calixto! ¿No pensaste que después
sentirías rabia, vergüenza y hastío?
—Melibea: nosotras las mujeres sentimos la rabia, la vergüenza y el hastío no después sino
antes.
 
Marco Denevi
 

12 de junio de 2022

Un altruista, Marco Denevi

Un altruista
 
Shylock practica la usura para que sus clientes no añadan, a la deuda en dinero, la otra deuda, la más pesada de todas: la gratitud.
 
Marco Denevi
 

11 de junio de 2022

Versión bárbara de Tristán e Isolda, Marco Denevi


 

Versión bárbara de Tristán e Isolda
 
Lo que transcribo lo escuché de labios de don Idarcielo Poli, comisario de La Magdalena, una tarde del otoño de 1912. En ese relato creo descubrir una última versión (o quizá la primera, la verdadera, la anterior a la leyenda, a la poesía y a la música, a Gerbert de Montreuil y al hiperbólico Wagner) de los amores de Tristán e Isolda. Para facilitar las analogías (es el oficio de los historiadores), al peón lo llamo El Triste; a la mujer, La Rubia (seguramente era morena) y al Marke criollo, don Marcos.
Hace un par de años -me dijo Don Idarcielo­-­­ a ese hombre, así como usted lo ve, le aconteció una cosa fiera. Resulta que descubrió que su mujer, La Rubia andaba con amoríos con un peón de apelativo El Triste. Don Marcos le hundió un fierro al sotreta y a la indigna la echó de la
estancia. Todos estuvimos dé acuerdo en que había procedido como cuadra a un varón de ley. Por eso y porque don Marcos es el jefe político de La Magdalena no le pregunté ni por la salud del Triste. A la que, por pura formalidad, sometí a interrogatorio fue a la Rubia. ¿Y a que usted no sabe con qué me salió? Con que la culpa no la tenían ni ella ni el Triste sino un brebaje que habían tomado y que contra su voluntad les produjo el enamoramiento. ¿Quién preparó ese brebaje? Le pregunté. «Para mí que mi marido», me contestó. «Andaba queriendo deshacerse de mí y entonces nos hizo tomar a los dos esa bebida para que nos enamorásemonos y nos escapáramos juntos. Pero El Triste, que era un hombre leal, fue y se lo conto a mi marido. Asi que mi marido no tuvo otro remedio mas que matar a ese infeliz».   
 
Marco Denevi

10 de junio de 2022

La lección de la historia, Marco Denevi


 

La lección de la historia
 
A su vuelta de Tierra Santa los Cruzados para implantar la moda de los baños turcos difundieron las bubas de la peste negra.
Y ahora nosotros somos los apestados.
 
Marco Denevi

9 de junio de 2022

Génesis, Marco Denevi

 

Génesis, Marco Denevi
 
Con la última guerra atómica, la humanidad y la civilización desaparecieron. Toda la tierra fue como un desierto calcinado. En cierta región de Oriente sobrevivió un niño, hijo del piloto de una nave espacial. El niño se alimentaba de hierbas y dormía en una caverna. Durante mucho tiempo, aturdido por el horror del desastre, sólo sabía llorar y clamar por su padre. Después sus recuerdos se oscurecieron, se disgregaron, se volvieron arbitrarios y cambiantes como un sueño, su horror se transformó en un vago miedo. A ratos recordaba la figura de su padre, que le sonreía o lo amonestaba, o ascendía a su nave espacial, envuelta en fuego y en ruido, y se perdía entre las nubes. Entonces, loco de soledad, caía de rodillas y le rogaba que volviese. Entretanto la tierra se cubrió nuevamente de vegetación; las plantas se cargaron de flores; los árboles, de frutos. El niño, convertido en un muchacho, comenzó a explorar el país. Un día, vio un ave. Otro día vio un lobo. Otro día, inesperadamente, se halló frente a una joven de su edad que, lo mismo que él, había sobrevivido a los estragos de la guerra atómica.
- ¿Cómo te llamas? -le preguntó.
- Eva, -contestó la joven - ¿Y tú?
- Adán.
 
Marco Denevi


8 de junio de 2022

Teoría sobre el pecado original, Marco Denevi

 

Teoría sobre el pecado original
 
 
Según el heresiarca Pórpulus (?-473), quien por defender esa teoría fue condenado a la condición de personaje apócrifo, el pecado original consistió en la incorporación de la espiritualidad a la sexualidad (de ahí el súbito pudor de Adán y Eva por la desnudez), con lo que el amor humano se independizó de la mera procreación y le disputó su sitio al amor divino. Dios se puso celoso.
 
Marco Denevi


7 de junio de 2022

Génesis, Marco Denevi


 

Génesis, Marco Denevi
 
Con la última guerra atómica, la humanidad y la civilización desaparecieron. Toda la tierra fue como un desierto calcinado. En cierta región de Oriente sobrevivió un niño, hijo del piloto de una nave espacial. El niño se alimentaba de hierbas y dormía en una caverna. Durante mucho tiempo, aturdido por el horror del desastre, sólo sabía llorar y clamar por su padre. Después sus recuerdos se oscurecieron, se disgregaron, se volvieron arbitrarios y cambiantes como un sueño, su horror se transformó en un vago miedo. A ratos recordaba la figura de su padre, que le sonreía o lo amonestaba, o ascendía a su nave espacial, envuelta en fuego y en ruido, y se perdía entre las nubes. Entonces, loco de soledad, caía de rodillas y le rogaba que volviese. Entretanto la tierra se cubrió nuevamente de vegetación; las plantas se cargaron de flores; los árboles, de frutos. El niño, convertido en un muchacho, comenzó a explorar el país. Un día, vio un ave. Otro día vio un lobo. Otro día, inesperadamente, se halló frente a una joven de su edad que, lo mismo que él, había sobrevivido a los estragos de la guerra atómica.
 
- ¿Cómo te llamas? -le preguntó.
- Eva, -contestó la joven - ¿Y tú?
- Adán.
 
Marco Denevi

6 de junio de 2022

Poema 2, Horacio Goslino


 
Poema 2
 
Desde este tramo insisto
en el ideario original del viento.
He vuelto por la magia inefable del camino
que tiene alas de azahar en uno de sus vértices
y en el otro, una espera
madurada al calor del primer estallido.
 
he vuelto porque sí
porque sabía
que en esa instancia el recuerdo
golpeaba la palabra,
que en alguna extraviada estación
la premura era flor al acecho
 
He vuelto y sin embargo
aún quedan ojos por divisar la altura
aún quedan voces por nombrar el aire,
aún queda en mis manos
cierto tacto impreciso
que diluye caricias en la sangre
 
 
Horacio Goslino, Bahía Blanca, Buenos Aires, Argentina. De "Tacto Impreciso" del año 1998

5 de junio de 2022

Poeta, Horacio Goslino


 
POETA
 
                         Cuando intentó caminar sobre las aguas
                         supo qué era el milagro.
 
y recontó los panes y los peces
                            el vino en las tinajas
                            y el maduro renglón de la palabra
                            fundando la confluencia de los días.
 
Antes había sido
el aluvión de sílabas y truenos
la cuña en la llaga de la noche
la cadencia del viento
el estallido
 
- nadie habitaba el verso todavía -
 
Y hubo un solo testigo
en los relojes
 
Entonces fue el poeta
el mago ordenador del universo
la lengua de Dios
la estalactita
el despertar del beso en las entrañas
el germen del espasmo.
 
                       
                         Cuando intentó escribir sobre las aguas
                         se despertó el milagro de la Vida


Horacio Goslino

4 de junio de 2022

Paráfrasis de la invocación, Horacio Goslino


Paráfrasis de la invocación, Horacio Goslino
 
                                            A Don Oscar Guiñazú Alvarez
 
¿ Cómo el corazón de los andenes ?
 
¿una “casa sin verjas”… ?
¿un breve “ resplandor de la memoria”… ?
¿un duende bastonero
en la “tensada cuerda” del poema… ?
 
Tengo una historia que contar:
 
Desde aquel calendario en Traslasierra
puse nombre al regreso
y hay pañuelos que inauguran soles
en el sagrado mástil del latido
y hay manos con que aguardar la primavera
y bocas con que quebrar las soledades.
 
¿Cómo es el corazón de los andenes?
Tengo una historia que contar:
 
Regreso hacia el milagro en cada octubre.
Un mago octogenario
me dibujó en el alma la osadía.
 
 
Horacio Goslino 

Etiquetas

Videos (223) Jose Luis Colombini (106) Osvaldo Guevara (106) Café Literario Traslasierra (86) Rafael Horacio López (86) Aldo Luis Novelli (75) Antonio Esteban Agüero (65) Claudio Suarez (65) Alejandro Nicotra (64) Roberto Jorge Santoro (64) Juan L. Ortiz (59) Baldomero Fernández Moreno (50) Oscar Guiñazú Alvarez (50) Gianni Siccardi (49) Vicente Huidobro (49) Aldo Pellegrini (47) Elvio Romero (47) Enrique Lihn (47) Jorge Teillier (46) Gloria Fuertes (45) Felipe Angellotti (44) Olga Orozco (42) Circe Maia (41) Hermann Hesse (41) Fernando Pessoa (36) Rodolfo Alonso (35) Vicente Aleixandre (35) Horacio Castillo (34) Gonzalo Rojas (33) Alejandra Pizarnik (32) Miguel Ortiz (32) César Vallejo (29) Raúl Gustavo Aguirre (29) Rodolfo Godino (29) Alberto Luis Ponzo (28) Anton Chejov (28) Daniel Conn (28) Marco Denevi (27) Octavio Paz (27) Gabriela Bayarri (26) Jorge Ariel Madrazo (26) Théophile Gautier (26) Alberto Girri (25) Carlos Garro Aguilar (25) Edgar Bayley (25) Jacques Sternberg (25) Jaime Saenz (25) Leónidas Lamborghini (25) Orfila Bardesio (24) Leopoldo Marechal (23) H. P. Lovecraft (22) Poetas Chinos (22) William Carlos Williams (22) Carlos Castaneda (21) Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento (21) Horacio Preler (21) Leandro Calle (21) Leopoldo "Teuco" Castilla (21) O. Henry (21) Sandro Penna (21) Sandro Tedeschi (21) Witold Gombrowicz (21) Julio Bepré (20) Mario Torres (20) Nicanor Parra (20) Cesar Moro (19) Francisco Madariaga (19) María Meleck Vivanco (19) Vicente Luy (19) Omar Yubiaceca (Jorge Omar Altamirano) (17) Teresa Gómez Atala (16) Ariel Canzani (15) Manuel Mujica Laínez (15) Marcelo Dughetti (15) Ana Cristina Cesar (14) Carlos Drummond de Andrade (14) Isidoro Blaisten (14) Karen Alkalay-Gut (14) Manuel López Ares (14) Mircea Eliade (14) Nestor Perlongher (14) Raymond Carver (14) Richard Aldington (14) Spencer Holst (14) Alaide Foppa (13) Anne Waldman (13) Antonin Artaud (13) Charles Baudelaire (13) Jorge Luis Carranza (13) José B. Adolph (13) Lawrence Ferlinghetti (13) Marcel Schwob (13) Ricardo Rubio (13) Sam Shepard (13) Cecilia Meireles (12) Ernesto Cardenal (12) Jose Emilio Pacheco (12) Rainer María Rilke (12) Laura López Morales (11) Música (11) Miguel Angel Bustos (10) Rodolfo Edwards (10) Carlos Bousoño (9) Victor Saturni (9) Adrian Salagre (8) Eugenio Mandrini (8) Federico Garcia Lorca (8) Horacio Goslino (8) Inés Arredondo (8) José María Castellano (8) Juan Jacobo Bajarlia (8) Julio Requena (8) Roque Dalton (8) Allen Ginsberg (7) Andres Utello (7) Antonio Porchia (7) Basho (7) Carlos Oquendo de Amat (7) Charles Simic (7) Conde de Lautréamont (7) Francisco Rodríguez Criado (7) Gaspar Pio del Corro (7) Gerardo Coria (7) Gianni Rodari (7) Hans Magnus Enzensberger (7) Leonard Cohen (7) Li Bai (7) Li Po (7) Litai Po (7) Lope de Vega (7) Norah Lange (7) Oliverio Girondo (7) Pedro Serazzi Ahumada (7) Robert Frost (7) Eduardo Galeano (6) Gregory Corso (6) John Forbes (6) Revista El Gato del Espejo (6) Torquato Tasso (6) Victoria Colombini Lauricella (6) William Shand (6) Círculo de Narradores de Traslasierra “ Paso del Leon” (5) Hugo Mujica (5) Jorge Luis Borges (4) Leopoldo Lugones (4) Eduardo "Lalo" Argüello (3) Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazù Alvarez (3) Roberto Bolaño (3) Tomas Barna (3) Pablo Anadón (2) Pablo Neruda (2) Ricardo Di Mario (2) Rubén Darío (2) Susana Miranda (2) Walter Ruleman Perez (2) Antonio Machado (1) Beatriz Tombeur (1) Eduardo Fracchia (1) Enrique Banchs (1) Enrique Molina (1) Ernesto Sábato (1) Jose Caribaux (1) Juan Gelman (1) Julio Cortázar (1) Mario Pacho O Donnell (1) Ricardo Piglia (1) Victoria Ocampo (1)