Quiero explicar que todos los post que fueron subidos al blog están disponibles a pesar de que no se muestren o se encuentren en la pagina principal. Para buscarlos pueden hacerlo por intermedio de la sección archivo del blog ahi los encuentran por año y meses respectivamente. también por “etiquetas” o "categorías de textos publicados", o bajando por la pagina hasta llegar al último texto que se ve y a la derecha donde dice ENTRADAS ANTIGUAS (Cargar más entradas) dar click ahí y se cargaran un grupo más de entradas. Repetir la operación sucesivamente hasta llegar al primer archivo subido.

INSTRUCCIONES PARA NAVEGAR EN EL BLOG:

El blog tiene más contenidos de los que muestra en su pantalla inicial al abrir la página. En la pantalla principal usted vera 5 entradas o posteos o publicaciones. Al llegar a la última que se muestra puede clickear donde dice ENTRADAS ANTIGUAS verá las 5 entradas, posteos o publicaciones anteriores. Puede seguir así y llegará hasta la primera publicación del blog. A la izquierda en la barra lateral (Sidebar) Usted verá el menú ETIQUETAS. Ahí están ubicadas las categorías de los textos publicados, si usted quiere ver poemas de un determinado autor, busca su nombre, clickea ahí y se le abrirán los trabajos de ese autor, Si no le mostró todo lo referido a esa categoría al llegar al final encontrará que dice ENTRADAS MAS RECIENTES, PÁGINA PRINCIPAL Y ENTRADAS ANTIGUAS. Debe clickear en ENTRADAS ANTIGUAS y le seguirá mostrando mas entradas o post con respecto al tema que busca. A la derecha , se encuentra un BUSCADOR, usted puede ingresar ahí el nombre del poema, o texto, o un verso, o autor que busque y le mostrará en la página principal el material que tenga el blog referido a su búsqueda. Debajo del Buscador del Blog encontramos el Menú ARCHIVO DEL BLOG en el cual se muestran los Títulos de las entradas o textos publicados del mes en curso, como así también una pestaña con los meses anteriores en la cual si usted clickea en ella verá los títulos de las entradas publicadas en determinado mes, si le da clic verá dicha entrada y asi año por año y mes por mes. Puede dejar comentarios en cada entrada del blog clickeando en COMENTARIOS al final de cada entrada. El blog es actualizado periodicamente, pudiendo encontrar nuevos textos, fotografías, poemas, videos, imágenes etc...

Gracias por visitar este lugar.




31 de mayo de 2023

Arreglo con frutas e instrumentos de viento, Miguel Ángel Bustos

ARREGLO CON FRUTAS E INSTRUMENTOS DE VIENTO
 
Naranjos
hasta cuándo serán naranjos las calles del Tigre
y no el corazón de mi amor.
Pulpa de tu tremenda boca la toqué y se me fue por la noche entre
los naranjos volvió para pegarme como la rama más débil
o la ola más fría iniciando la tormenta
Y yo que creí que nos pondríamos juntos en nuestra vida de mil
años.
Trompa apaga la luz que desciendo solo a la ciudad de los
hombres. Apaga lamento de hierro y bronce entre los
naranjos.
Ahí voy lava tu cuerpo y vamos. Ah santa piel joven el mundo
será nuestro.
Silencio con la sorda alegría. Ahora duerme al fin. Clarín
entre los naranjos.
 
Miguel Ángel Bustos

 

                         


 

30 de mayo de 2023

Sueño quebrado, Miguel Angel Bustos


Miguel Ángel Bustos Von Joecker nació en Buenos Aires en 1932. Fue declarado desaparecido por la dictadura militar el 30 de mayo de 1976.
Cursó estudios de Derecho y Filosofía y Letras. Viajó por el norte de su país, Brasil, Bolivia y Perú en una búsqueda de la identidad continental que se refleja mágicamente en poemas y dibujos suyos vinculados al surrealismo y la literatura fantástica. Estaba casado con Iris Enriqueta Alba de Bustos.
Entre 1966 y 1967 el dibujo comenzó a ocupar un espacio tan absoluto como el de su poesía; cuatro de sus libros están ilustrados por él. En 1968 obtuvo el Segundo Premio Nacional de Poesía por Visión de los hijos del mal. Cuatro años después nació su único hijo, Emiliano. Era militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Colaboró como crítico literario en las revistas Panorama y Siete Días, y en los diarios La Opinión y El Cronista Comercial. También fue un asiduo colaborador del equipo periodístico que editaba el quincenario político Nuevo Hombre, que, luego de Silvio Frondizi, dirigía Rodolfo Mattarollo.
Fue secuestrado en su domicilio, ubicado en la calle Hortiguera N° 1521 piso 6° departamento "B", de Buenos aires. El 30 de mayo de 1976 a las 22:30 un grupo de personas que se identificaron con unas Tarjetas Amarillas como pertenecientes a la Policía Federal golpearon la puerta del domicilio de Miguel Ángel y su esposa. Luego ingresaron al inmueble entre cuatro y seis personas vestidas de civil, encerraron a Iris en la cocina junto con su hijo Emiliano Bustos, mientras destruían el lugar y tras media hora se fueron llevándose a Miguel Ángel Bustos. No hay testimonio de su paso por un Centro clandestino de detención. Su caso fue tratado en la Causa Primer Cuerpo de Ejército.
En mayo de 2014, el Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que los restos del periodista y escritor secuestrado durante la última dictadura cívico militar estaban en un sector con once fosas individuales NN del cementerio de Avellaneda, halladas hace 15 años. Los análisis determinaron que Bustos fue fusilado de, al menos, dos disparos en la cabeza en junio de 1976, un mes después de haber sido desaparecido.

Sueño quebrado
 
Sueño quebrado
levántate y anda.
Marcha de mi frente
abre mi tierra.
Levanta
ruda muralla de niños
al dólar de fuego y zarpa de balas.
Vuelve
joven enamorado del agua
al mordido corazón rebelde,
abraza y besa prieto hasta la llama
pedernal de lágrimas,
mi corazón
clavado a pico de sangre
en las vigilias desnudas de mi cuerpo.

Miguel Angel Bustos


 

29 de mayo de 2023

Rivera, Néstor Perlongher


 

RIVERA
 
“Pardejón significa el macho toruno que suele encontrarse en las crías de mulas, tan malo y perverso que muerde y corta el lazo, se viene sobre éste y atropella a mordiscos y patadas; que jamás se domestica, y cuyo cuero no sirve, porque los padrillos de las crías lo muerden a menudo; que no tiene grasa y cuya carne tampoco sirve, porque es tan pestífera que ni los indios la comen...; y los paisanos llaman pardejón aun hombre perverso”
 
SALDÍAS, Historia de la Confederación Argentina
 
En las carpetas donde el té se vuelca, en esos bacarats
vencías pardejón? O dabas coces en los establos de la República,
– reducida a unas pocas calles céntricas – qué más?
coces a los manteles? aquellos que las chicas uruguayas se empecinaban en bordar?
O era la tarde del gobierno con lentos trotes por la plaza
con el cerro copado por los bárbaros pasos de aya en la oscuridad
Héroe del Yaguarón una historia que cante a los vencidos
ellos se arrastran por las ligustrinas ocupadas acaso hay un linde para esta feroz profanación?
Por qué Oribe no tomó Montevideo antes de que este amor fuera imposible?
Mi muy querida esposa Bernardina:
he perdido parte de la montura al atravesar el Yaguarón crecido,
te ruego envíes el chiripá amarillo y unas rastras;
aquí no tenemos ni para cachila, así que si tienes unos patacones
me los mandas
En qué cogollos encopetados andarás? mi ama, mi vecina
Te entregarías a él, mi Bernardina? O a los muchachos de la Comisión Argentina, que miran con azoro cuando te beso?
Sé que se urden a costa de mí infames patrañas dales crédito, algunas de ellas son exactas
Hemos tenido con los unitarios relaciones muy íntimas
Y si no los conociera tan de cerca, qué me uniría a ellos a mí, un gaucho bruto
si fuera manso y no me diera de corcovos en los rodeos
Estamos sitiados, Bernadotte Adónde iremos
después de esta película tan triste
 
Néstor Perlongher
De Alambres
(Buenos Aires, Último Reino, 1987)

28 de mayo de 2023

Mme. S., Néstor Perlongher


 

Mme. S.
 
Ataviada de pencas, de gladíolos: cómo fustigas, madre, esas escenas
de oseznos acaramelados, esas mieles amargas como blandes
el plumero de espuma: y las arañas: cómo espantas con tu ácido bretel el fijo bruto: fija, remacha y muele: muletillas de madre parapléxica: pelvis acochambrado, bombachones de esmirna: es esa madre la que en el espejo se insinúa ofreciendo las galas de una noche de esmirna y bacarat: fija y demarca: muda la madre que se ofrece mudándose en amante al plumereo, despiole y despilfarro: ese desplume de la madre que corre las gasas de los vasos de whisky en la mesa ratona: madre y corre: cercena y garabato: y gorgotea: pende del cuello de la madre una ajorca de sangre, sangre púbica, de plomos y pillastres: sangre pesada por esas facturas y esas cremas que
comimos de más en la mesita de luz en la penumbra de nuestras
muelles bodas: ese borlazgo: si tomabas mis bolas como frutas de un
elixir enhiesto y denodado: pendorchos de un glacé que te endulzaba:
pero era demasiado matarte, dulcemente: haciéndome comer de esos
pelillos tiesos que tiernos se agazapan en el enroque altivo de mis
muslos, y que se encaracolan cuando lames con tu boca de madre las
cavernas del orto, del ocaso: las cuevas; y yo, te penetraba?
pude acaso pararme como un macho ebrio de goznes, de tequilas mustio,
informe, almibararme, penetrar tus blonduras de madre que se ofrece,
como un altar, al hijo - menor y amanerado? adoptar tus alambres de
abanico, tus joyas que al descuido dejabas tintinear sobre la mesa. entre los vasos de ginebra, indecorosamente pringados de ese rouge arcaico de tus labias cual lobezno lascivo, pude, alzarme tras tus enaguas, y lamer tus senos, como tú me lamías los pezones y dejabas babeante en las tetillas - que parecían titilar - el ronroneo de tu saliva rumorosa? el bretel de tus dientes? pude madre? como un galán en ruinas que sorprende a su novia entre las toscas braguetas de los estibadores, en los muelles, cuando laxa desova, en los botones, la perfidia a él guardada? ese lugar secreto y púbico? cómo entonces tomé esa agarradera, esos tapires incrustados con mangos de magnolia, aterciopeladamente sospechosos y sosteniendo con mi mismo miembro la espuma escancorosa de tu sexo, descargar en tu testa? Sonreías borlada entre las gotas de semen de los estibadores que en el muelle te tomaban de atrás y muellemente: te agarre: qué creías?

 
Néstor Perlongher

27 de mayo de 2023

El mal de sí, Néstor Perlongher


 

El mal de sí
 
Detente, muerte:
                        tu infernal chorreado
escampar hace las estanterías
la purulenta salvia los baldíos
de cremoso torpor tiñe y derrite,
ausentando los cuerpos en los campos:
los cuerpos carcomidos en los campos barridos por la lepra.
Ya no se puede desechar.
 
Ve muerte, a ti.
Encónchate sin disparar el estallido de la cápsula.
Escondida que no haya mares descubiertos.
Pues una vez presente todo lo vuelves ausencia.
Ausencia gris, ausencia chata, ausencia dolorosa del que falta.
 
No es lo que falta, es lo que sobra, lo que no duele.
Aquello que excede la austeridad taimada de las cosas
o que desborda desdoblando la mezquindad del alma prisionera.
Mientras estamos dentro de nosotros duele el alma,
duele ese estarse sin palabras suspendidas en la higuera
como un noctámbulo extraviado.
 
Néstor Perlongher
 

26 de mayo de 2023

El mal de sí, Néstor Perlongher

El mal de sí
 
Detente, muerte:
                        tu infernal chorreado
escampar hace las estanterías
la purulenta salvia los baldíos
de cremoso torpor tiñe y derrite,
ausentando los cuerpos en los campos:
los cuerpos carcomidos en los campos barridos por la lepra.
Ya no se puede desechar.
 
Ve muerte, a ti.
Encónchate sin disparar el estallido de la cápsula.
Escondida que no haya mares descubiertos.
Pues una vez presente todo lo vuelves ausencia.
Ausencia gris, ausencia chata, ausencia dolorosa del que falta.
 
No es lo que falta, es lo que sobra, lo que no duele.
Aquello que excede la austeridad taimada de las cosas
o que desborda desdoblando la mezquindad del alma prisionera.
Mientras estamos dentro de nosotros duele el alma,
duele ese estarse sin palabras suspendidas en la higuera
como un noctámbulo extraviado.
 
Néstor Perlongher
 

25 de mayo de 2023

El cadáver, Néstor Perlongher


 
EL CADÁVER
 
 
 
¿Por qué no entré por el pasillo?
Qué tenía que hacer en esa noche
a las 20.25, hora en que ella entró,
por Casanova
donde rueda el rodete?
Por qué a él?
entre casillas de ojos viscosos,
de piel fina
y esas manchitas en la cara
que aparecieron cuando ella, eh
por un alfiler que dejó su peluquera,
empezó a pudrirse, eh por una hebilla de su pelo
en la memoria de su pueblo
                                                Y si ella
se empezara a desvanecer, digamos
a deshacerse
qué diré del pasillo, entonces?
Por qué no?
entre cervatillos de ojos pringosos,
y anhelantes
agazapados en las chapas, torvos
dulces en su melosidad de peronistas
si ese tubo?
Y qué de su cureña y dos millones
de personas detrás
con paso lento
cuando las 20.25 se paraban las radios
yo negándome a entrar
por el pasillo
reticente acaso?
como digna?
Por él,
por sus agitados ademanes
de miseria
entre su cuerpo y el cuerpo yacente
de Eva, hurtado luego,
depositado en Punta del Este
o en Italia o en el seno del río
Y la historia de los veinticinco cajones
 
Vamos, no juegues con ella, con su muerte
déjame pasar, anda, no ves que ya está muerta!
 
Y qué había en el fondo de esos pasillos
sino su olor a orquídeas descompuestas,
a mortajas,
arañazos del embalsamador en los tejidos
 
Y si no nos tomáramos tan a pecho su muerte, digo?
si no nos riéramos entre las colas
de los pasillos y las bolas
las olas donde nosotras
no quisimos entrar
en esa noche de veinte horas
en la inmortalidad
donde ella entraba
por ese pasillo con olor a flores viejas
y perfumes chillones
esa deseada sordidez
nosotras
siguiéndola detrás de la cureña?
entre la multitud
que emergía desde las bocas de los pasillos
dando voces de pánico
 
Y yo le pregunté si eso era una manifestación o un entierro
Un entierro, me dijo
entonces vendría solo
ya que yo no quería entrar por el pasillo
para ver a sus patas en la mesa de luz,
despabilando
Acaso pensé en la manicura que le aplicó el esmalte Revlon?
O en las miradas de las muchachas comunistas,
húmedas sí, pero ya hartas
de tanta pérdida de tiempo:
ellas hubieran entrado por el pasillo de inmediato
y no se hubieran quedado vagando por las adyacencias
temiendo la mirada de un dios ciego
Una actriz –así dicen–
que se fue de Los Toldos con un cantor de tangos
conoce en un temblor al General, y lo seduce
ella con sus maneras de princesa ordinaria
por un largo pasillo
muerta ya
                                                Y yo
por temor a un olvido
intrascendente, a un hurto
debo negarme a seguir su cureña por las plazas?
a empalagarme con la transparencia de su cuerpo?
a entrar, vamos por ese pasillo donde muere
en su féretro?
 
Si él no me hubiera dicho entonces que está solo,
que un amigo mayor le plancha las camisas
y que precisaría, vamos, una ayuda
allá, en Isidro
donde los terrenos son más baratos que la vida
 
lotes precarios, si, anegadizos
cerca de San Vicente (ella
no toleraba viajar a San Vicente
quiso escapar de la comitiva más de una vez
y Pocho la retuvo tomándola del brazo)
 
Ese deseo de no morir?
es cierto?
en lugar de quedarse ahí
en ese pasillo
entre sus fauces amarillas y halitosas
en su dolor de despertar
ahí, donde reposa,
robada luego,
oculta en un arcón marino,
en los galeones de la bahía de Tortuga
(hundidos)
 
Como en un juego, ya
es que no quiero entrar a esa sombría
convalecencia, umbría
–en los tobillos carbonizados
que guarda su hermana en una marmita de cristal–
para no perder la honra, ahí
en ese pasillo
la dudosa bondad
en ese entierro.
 
 Néstor Perlongher
 

24 de mayo de 2023

El bretel, Néstor Perlongher

 

 El bretel
 
Cuerpos, marcas de cuerpo en el bretel trenzado, que ata a la baldosa la pirueta de la mirada que circula, azul, el fijo merodeo de los rabos en el fulget del parque oscuro, cuevas curva el bretel, lumina, reconoce en lo blondo de las gasas la ceguera del ánade, guiándolo,
 
incrusta en la espesura de las pieles un
tornillo de jade, un anteparo
un recaudo barroco sosteniendo a horcajadas el peso
de los muslos
en la blusa.
 
Néstor Perlongher


23 de mayo de 2023

Canción de amor para los nazis en Baviera, Néstor Perlongher


 

CANCIÓN DE AMOR PARA LOS NAZIS EN BAVIERA
 
Marlene Dietrich
cantaba en Londres una canción entre la guerra:
Oh no no no es cierto que me quieras
Oh no no no es cierto que me quieras
Sólo quieres a tu padre, Nelson, que murió en Trafalgar
y ese amor es sospechoso, Nelson
porque tu papá
era nazi!
Era el apogeo de la aliadofilia
debajo de las mesas aplastábamos soldados alemanes
pero yo estaba sentada junto a ti, Nelson
que eras un agente nazi
Y me dabas puntapiés
 
Oh no no no es cierto que me quieras
Ay ay ay me dabas puntapiés
 
Ceremoniosamente me pedías perdón
posabas una estola de visón sobre mis hombros
y nos íbamos a hacer
el amor a mi buhardilla
 
pero tú descubrías a Ana Frank en los huecos
y la cremabas, Nelson, oh
 
Oh no no no es cierto que me quieras
Ay ay ay me dabas puntapiés
Heil heil heil eres un agente nazi
 
Más acá o más allá de esta historieta
estaba tu pistola de soldado de Rommel
ardiendo como arena en el desierto
un camello extenuado que llegaba al oasis
de mi orto u ocaso o crepúsculo que me languidecía
y yo sentía el movimiento de tu svástica en mis tripas
oh oh oh
 
 
Néstor Perlongher

 

22 de mayo de 2023

José Luis Colombini leyendo En enero y 24 de marzo de 1976

 José Luis Colombini leyendo En enero y 24 de marzo de 1976
5º ENCUENTRO DE "POETAS EN EL ARA"
“Que no falte el pan de la palabra 
en la mesa tendida del encuentro”
DOMINGO 15 DE MARZO DE 2015
OJO DE AGUA (NONO) TRASLASIERRA, CÓRDOBA, ARGENTINA
Organizó Grupo "Amigos del Ara de la Poesía"
Idea y Producción; Carlos Tapia

21 de mayo de 2023

En la tranquilidad de un pueblo en el valle, Jose Luis Colombini


 
Somos el borrador de un texto
que nunca será pasado en limpio.
 
Roberto Juarroz

 
En la tranquilidad de un pueblo en el valle
miro los cacholotes picotear el suelo
y el sol bañar la plaza cubierta de vegetación exótica.
Una pareja cruza un sendero circular
afectuosamente se abrazan
gente pasa disparándole al paisaje
desde sus cámaras de fotografía
veo termos, mates, criollos, pan casero
niños corriendo entre las plantas,
aplausos, gritos, los sones de una guitarra,
camisetas de futbol, tan disimiles
como la gente que las lleva puesta.
Gente cargando niños,
gente que habla a los gritos,
los que se quejan, los que comen
los que se enajenan desde su celular
los que caminan por calles de tierra
los que se miran con ojos enamorados
y el mundo que pasa sin rozarlos.


José Luis Colombini

19 de mayo de 2023

Me pase hora y media, José Luis Colombini

 

Me pase hora y media
observando una pareja de novios,
ella morocha, flaca, rasgos bonitos.
No tenía un cuerpazo, más bien era menudita.
El rubio, ojos claros, camiseta de river de entrenamiento,
pelo corto, músculos de gimnasio, barba de 5 días.
Tomaban mate con yerba CBSE energía.
Me llamó la atención que en todo ese tiempo,
casi una hora no se dijeron nada, ni una palabra.
Ese silencio como tumba que ahoga pensamientos,
ese no decir nada como sarcófago de secretos.
Miradas.
La  mirada de él refleja un lugar
donde quizás enterró a su última amante.
La mirada de ella ahogada en azogue,
ahorcada en el espejo del baño
de la cabaña que alquilaron.
Pienso en ellos,
en los recuerdos que nunca tendrán.
Pienso en ella
y el traje roído y desteñido del príncipe azul.
Pienso en él y el cuento de Chejov.
Pienso en mi y me reprocho cosas.
Pienso en ellos
y en la gente que construye
sus propias cárceles de zonas de confort
mientras desdibujo mi vida.


José Luis Colombini
 


18 de mayo de 2023

A veces, José Luis Colombini


 
A VECES
 
A veces estrujo mis errores
para borrarlos de mi ser
mientras salgo a caminar
por las polvorientas calles
de mis pensamientos.
A veces me gusta escribir en bares
con el ruido de cucharas y pocillos de café.
A veces estrujo silencios
y medito sobre como ganarle
la partida de naipes a la vida.
A veces reflexiono sobre que es la felicidad.
A veces me aburro.
A veces desdibujo sueños
y columpio olvidos.
A veces me arrullo en las crines del viento
y hago malabares con los pensamientos.
A veces momifico esperanzas
y masajeo recuerdos.
A veces alivio realidades
y prestidigito mi suerte
mientras escucho a Tom Verlaine
tomo una cerveza y estrujo
las estrías de mis días.



José Luis Colombini



17 de mayo de 2023

Ahora que cumplo más de 50 años, José Luis Colombini


 Ahora que cumplo más de 50 años me dejo llevar
como una hoja arrastrada por la vertiente
y su pequeño cauce de agua.
5 décadas degastando tiempo
y dejándolo correr como una película.
En estos años hubo de todo.
Aburrimiento, felicidad, lecturas, música,
días como trenes, libertad,
momentos apilados en la mente
donde disfrute cosas que nunca pensé que disfrutaría.
50 años y uno hace un balance:
Me gusta leer, escuchar música, ver películas.
Dejar que los días resbalan en el brillo del sol,
dejar correr noches sobre algunas piedras.
Mirar pasar personas que tejen su propio infierno
y otras que ya terminaron su propia red.
Contemplar palomas cortando el tiempo con su vuelo.
Sentir gente que respira aires nuevos.
Sensaciones que derriten recuerdos.
Orfandades en la tumba de los días.
Palabras que no se dicen.
Gritos que no se escuchan.
Amor en una mirada cómplice
con la mujer que se ama,
Mojarse en la lluvia
y así sentir que estas vivo.
 

José Luis Colombini

16 de mayo de 2023

Intento escribir como mecanismo de defensa, José Luis Colombini

Intento escribir como mecanismo de defensa
de mi mente enferma de cotidianidad y rutina.
Intento escribir para saciar la sed
de pegarle al mundo y a la estupidez humana.
Escribo para romper el paroxismo de la tarde
y la monotonía de la noche.
Escribo para desnudar las mentiras
que cargo en mi mirada.
Intento escribir para teñir de colores
la oscuridad que me envuelve.
Escribo para sobrevivirle al tirano
que habita dentro de mi.
Intento escribir como venganza
por las veces que no me defendí a mi mismo.
Intento escribir para escupirle a mis fantasmas.
Intento escribir para arrancarle las ropas
al consumismo que mastica mi ser.
Intento escribir para regurgitar
mi propia suspicacia de sabotearme a mi mismo.
Escribo y así acuno mis días
tapando los gritos de mi inaudible ser.
Escribo porque las palabras gambetean mis labios
y entonces callo y caigo en la mendicidad
de estos tiempos.

 

José Luis Colombini

15 de mayo de 2023

Osvaldo Guevara lee Poema nombre

 Osvaldo Guevara lee Poema nombre


Videopoético del Café Literario del martes 21 de marzo de 2023, Ciclo Literario 2023. Lecturas en Biblioteca Municipal Domingo Faustino Sarmiento, Ramón J. Cárcano 150, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue La Poesía.

Café Literario de Tardes 2001- 2023

14 de mayo de 2023

Casa al sol de y por Osvaldo Guevara

 Casa al sol de y por Osvaldo Guevara


Video de la 5ª Maratón de Lectura, 18 de Junio de 2012 organizada y llevada a cabo por el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento, 9 horas de lectura continua (de 9 a 18 Horas) en donde dieron su apoyo importantes personalidades del medio local, Periodistas, Escritores, Funcionarios Municipales, Judiciales, Docentes, Alumnos de nivel primario, secundario y terciario, Poetas, Público en general, en la sala de arte del Teatro Municipal de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar de Traslasierra), "Capital de la Poesía", Traslasierra, Córdoba, Argentina.

13 de mayo de 2023

Poema esperado, Osvaldo Guevara

POEMA ESPERADO
 
Gajo mío, murmullo de sol, fuente radiante
en la sombra del patio gastado de mi vida.
Tus meses rubios traen con su luz balbuceante
mis olvidadas sangres, mi eternidad perdida.
 
Yo era como un crepúsculo que entre cenizas rueda
hasta que apareciste con tu aliento de canto
levantando en mis ojos una azul polvareda
y aceitando con música los goznes del espanto.
 
Tu tumulto de trinos me ladea la casa,
tus sílabas de polen en mi piel siembran lumbre.
Tras tus impulsos voy de la brisa a la brasa
saltando con tus pasos, hondos de levedumbre.
 
Cuando tus dedos rientes recorren mis arrugas
me florece la cara como un charco sediento.
Cuando tus inasibles pies desgranan sus fugas
me brotan alas nuevas por todo el pensamiento.
 
Los pájaros traducen tu idioma y me salpican
los silencios, las fiebres, las canciones, los hombros.
Al sol de tus fulgores mis años dulcifican
sus demorados sueños, sus lejanos asombros.
  
Vuelvo a tocar juguetes tiernos como el rocío.
Otra vez mi saliva tiene un sabor celeste.
Y me invento un lenguaje que es ciencia y desvarío
para que tu misterio musical me conteste.
 
Hija mía, estos versos no saben qué decirte,
manotean difusos, ciegos de claridades.
Falta en este poema lo que pude escribirte,
pobres palabras mías que sirven por mitades.
 
Cuando crezca tu tiempo y también te sea dado
comprender que el poema no es más que un vuelo herido,
sonreirás leyendo este desesperado
intento de limpiar mis palabras de ruido.
 
No obstante, hija insondable, me alza, me reconstruye
sospechar que en tus sueños fluirá la poesía;
que en tu sangre su río profundo se diluye
repartiendo las lenguas de su sabiduría.
 
Sabiduría lenta de dolor y hermosura,
ella te mostrará mi entrega y mi camino.
Perdonarás mis versos y su torpe aventura
cuando entiendas que mi alma no supo otro destino.
 
Gajo mío, llovizna en la sed de mis huesos,
harina con que amaso mis panes de infinito:
desde tu madre amada te han traído mis besos;
nombrándote, mi boca ha lavado su grito.
 
El día en que el invierno prenda en mi voz su escarcha
y me duela el silencio como una vieja tos,
yo tendré decidido el rumbo de mi marcha
porque tus pies soleados ya andan buscando a Dios.
 
Osvaldo Guevara

 

12 de mayo de 2023

Osvaldo Guevara lee Letanía por tu piel

 Osvaldo Guevara lee Letanía por tu piel
Videopoético del Café Literario del martes 14 de marzo de 2023, Ciclo Literario 2023. Lecturas en Biblioteca Municipal Domingo Faustino Sarmiento, Ramón J. Cárcano 150, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue El verano.

 

11 de mayo de 2023

Carta a Raúl Pignolino, Osvaldo Guevara




Carta a Raúl Pignolino
 
 
“No me sueltes, Raúl
que voy tomado del
pasamanos celeste de tus sueños.
Raúlruedasilla “.
                            Horacio Goslino

 
 
 
 
Te escribo porque hay sol, como en las ruedas
valientemente aladas de tu silla;
porque el domingo esta mañana brilla
sin desazón sobre las arboledas;
 
 
porque hay perros soñando en las veredas
y aunque el invierno aún mueve su cuchilla
el agua del canal de orilla a orilla
entrechoca la luz de sus monedas.
 
 
Villa Dolores, como yo, añora
tus visitas fanáticas de otrora
con tu pena, tu humor tu poesía.
 
 
Ya Buenos Aires para mí está lejos
y algunos sueños se me han puesto viejos
pero tus ruedas vuelan todavía.

 
Osvaldo Guevara 

 


10 de mayo de 2023

Osvaldo Guevara (Video)

Osvaldo Guevara
 
La Videtoteca de poetas y escritores de Córdoba, primer archivo audiovisual de la literatura cordobesa, es un vehículo de difusión institucional y una útil herramienta de estudio y conocimiento de los autores provinciales destinado a maestros, profesores y estudiosos, ideada y realizada por el Área de Literatura de la Casa de la Cultura de Río Cuarto, Agencia Córdoba Cultura del Gobierno de la Provincia de Córdoba.
 
Realización: Luisina Fagiano / Santiago Moriconi
 
Coordinador: Antonio Tello
 
Diciembre 2014

 

9 de mayo de 2023

El cazador, Osvaldo Guevara (Video)


El cazador, Osvaldo Guevara
Videopoético del Café Literario del martes 14 de marzo de 2023, Ciclo Literario 2023. Lecturas en Biblioteca Municipal Domingo Faustino Sarmiento, Ramón J. Cárcano 150, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue El verano.


8 de mayo de 2023

Esto, Raúl Gustavo Aguirre

Esto
 
Este tener que nos da forma,
este ser uno en apariencia
entre las posesiones que creemos
son nosotros y usamos o dejamos
irse entre los remolinos. Este ver
sin transparencia, este tocar
sin perspectiva, este aferrarse
a las fútiles ramas que se rompen,
con dedos que son dedos en el breve
parpadeo de un astro. Y que sea
tan hermoso vivir.
 
Raúl Gustavo Aguirre

 

7 de mayo de 2023

Quizá la poesía, Raúl Gustavo Aguirre

 

QUIZÁ LA POESÍA
 
Quizá la poesía sea
-cuando ya todo
lo que era poesía
se malogró en el tráfico-,
quizá pudiera ser
este andar silencioso
en medio de la noche,
ese derrumbamiento
del que sólo quedó
algo invencible y nulo.
Quizás, entonces, sea
este no a lo de siempre,
este lápiz mordido,
esta intranquilidad,
este temblar por nada.
 

Raúl Gustavo Aguirre


6 de mayo de 2023

Preguntas, Raúl Gustavo Aguirre

Preguntas
 
 
Algunos poetas me hacen llegar
sus libros, sus cartas, sus biografías
y fotografías,
las nóminas de sus distinciones,
las fotocopias de sus declaraciones
y sus poemas inéditos.
Y yo me digo: "qué tengo que ver
con estos poetas productivos,
eficaces y dinámicos,
tan descollantes de personalidad,
tan seguros de sí, tan convencidos
de haber encontrado las palabras
y las claves definitivas?
¿Y qué tengo que ver con esos
otros, los nostálgicos, los que se
jactan de sus penas y me endosan sus importantes fracasos?
¿Y qué con esos otros que vociferan sus amores
y se abrazan en público con sus mujeres y sus
hombres, con sus ciudades, sus consignas, sus banderas y sus dioses?
¿Qué tengo yo que ver con esos poetas,
yo que soy tartamudo,
yo que estoy aterrado,
yo que perdí mis señas
y no tengo camino ni memoria
y apenas sobrevivo?
 
 
Raúl Gustavo Aguirre
 

5 de mayo de 2023

El que no aprende nunca, Raúl Gustavo Aguirre


EL QUE NO APRENDE NUNCA
 
El que no aprende nunca toca el fuego
el que no aprende nunca da una mano,
el que no aprende nunca vuelve a andar.
El que no aprende nunca se golpea
contra una pared y con la otra
y después con la otra y con la otra
y sigue caminando.
 
Raúl Gustavo Aguirre


4 de mayo de 2023

El triunfo de las letras, Raúl Gustavo Aguirre


El triunfo de las letras
 
Estás cansado y no ves bien
algunos te esperaban y no llegaste a tiempo
algunos te esperaban
abrirían sin miedo la puerta
abrirían sin miedo su corazón
y tú también pero eres torpe
pierdes las señas que te dieron
pierdes el regalo en el viaje
y terminas llorando en un bar.
 
Adiós
la intensidad te excede
la altura te da miedo
el sol te aplasta si te encuentra
tal vez tienes razones para huir
para estar aterrado.
 
Te pegaron mucho
de grande.
 
Raúl Gustavo Aguirre
 

 

3 de mayo de 2023

Ya no te guardaré, Raúl Gustavo Aguirre


 

YA NO TE GUARDARE
 
Ya no te guardaré: se deshizo la música
donde me pareció que estabas.
Eran cristales rotos o arena, no sé bien:
yo pisé y comprendí.
Comprendí con asombro que el tiempo se estiraba
desesperado y sin sentido
y que yo no era nadie
excepto el que te amó.
Eran cristales rotos, piedras o desventuras,
eran cuerpos enormes o cenizas, no sé.
Yo pisé y comprendí.
 
Raúl Gustavo Aguirre
 
(1951)

 
 

2 de mayo de 2023

Tú vienes con nosotros, Raúl Gustavo Aguirre


 

Tú vienes con nosotros,
pequeña maravilla,
pequeña maravilla de los cántaros.
 
Vienes, y con nosotros,
bajo el sol quieto de las miserias
–el triste sol que conduce a la muerte–
están tus ojos limpios,
tu corazón que canta,
tus labios entreabiertos.


Raúl Gustavo Aguirre

[1950]

1 de mayo de 2023

Tierra desnuda, Carlos Garro Aguilar


 
TIERRA DESNUDA
 
Miro tus ojos,
Anclo mi nave incierta
en esas aguas,
planicies marinas que nunca
podré descifrar.
 
Y el misterio se agita.
 
Indago tus insondables textos
y mi sangre tropieza,
se extravía,
y abandona mis manos
en la tierra desnuda del silencio.  
 
CARLOS GARRO AGUILAR
de "Vangelis o de la Luz",

Etiquetas

Videos (223) Jose Luis Colombini (106) Osvaldo Guevara (106) Café Literario Traslasierra (86) Rafael Horacio López (86) Aldo Luis Novelli (75) Antonio Esteban Agüero (65) Claudio Suarez (65) Alejandro Nicotra (64) Roberto Jorge Santoro (64) Juan L. Ortiz (59) Baldomero Fernández Moreno (50) Oscar Guiñazú Alvarez (50) Gianni Siccardi (49) Vicente Huidobro (49) Aldo Pellegrini (47) Elvio Romero (47) Enrique Lihn (47) Jorge Teillier (46) Gloria Fuertes (45) Felipe Angellotti (44) Olga Orozco (42) Circe Maia (41) Hermann Hesse (41) Fernando Pessoa (36) Rodolfo Alonso (35) Vicente Aleixandre (35) Horacio Castillo (34) Gonzalo Rojas (33) Alejandra Pizarnik (32) Miguel Ortiz (32) César Vallejo (29) Raúl Gustavo Aguirre (29) Rodolfo Godino (29) Alberto Luis Ponzo (28) Anton Chejov (28) Daniel Conn (28) Marco Denevi (27) Octavio Paz (27) Gabriela Bayarri (26) Jorge Ariel Madrazo (26) Théophile Gautier (26) Alberto Girri (25) Carlos Garro Aguilar (25) Edgar Bayley (25) Jacques Sternberg (25) Jaime Saenz (25) Leónidas Lamborghini (25) Orfila Bardesio (24) Leopoldo Marechal (23) H. P. Lovecraft (22) Poetas Chinos (22) William Carlos Williams (22) Carlos Castaneda (21) Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento (21) Horacio Preler (21) Leandro Calle (21) Leopoldo "Teuco" Castilla (21) O. Henry (21) Sandro Penna (21) Sandro Tedeschi (21) Witold Gombrowicz (21) Julio Bepré (20) Mario Torres (20) Nicanor Parra (20) Cesar Moro (19) Francisco Madariaga (19) María Meleck Vivanco (19) Vicente Luy (19) Omar Yubiaceca (Jorge Omar Altamirano) (17) Teresa Gómez Atala (16) Ariel Canzani (15) Manuel Mujica Laínez (15) Marcelo Dughetti (15) Ana Cristina Cesar (14) Carlos Drummond de Andrade (14) Isidoro Blaisten (14) Karen Alkalay-Gut (14) Manuel López Ares (14) Mircea Eliade (14) Nestor Perlongher (14) Raymond Carver (14) Richard Aldington (14) Spencer Holst (14) Alaide Foppa (13) Anne Waldman (13) Antonin Artaud (13) Charles Baudelaire (13) Jorge Luis Carranza (13) José B. Adolph (13) Lawrence Ferlinghetti (13) Marcel Schwob (13) Ricardo Rubio (13) Sam Shepard (13) Cecilia Meireles (12) Ernesto Cardenal (12) Jose Emilio Pacheco (12) Rainer María Rilke (12) Laura López Morales (11) Música (11) Miguel Angel Bustos (10) Rodolfo Edwards (10) Carlos Bousoño (9) Victor Saturni (9) Adrian Salagre (8) Eugenio Mandrini (8) Federico Garcia Lorca (8) Horacio Goslino (8) Inés Arredondo (8) José María Castellano (8) Juan Jacobo Bajarlia (8) Julio Requena (8) Roque Dalton (8) Allen Ginsberg (7) Andres Utello (7) Antonio Porchia (7) Basho (7) Carlos Oquendo de Amat (7) Charles Simic (7) Conde de Lautréamont (7) Francisco Rodríguez Criado (7) Gaspar Pio del Corro (7) Gerardo Coria (7) Gianni Rodari (7) Hans Magnus Enzensberger (7) Leonard Cohen (7) Li Bai (7) Li Po (7) Litai Po (7) Lope de Vega (7) Norah Lange (7) Oliverio Girondo (7) Pedro Serazzi Ahumada (7) Robert Frost (7) Eduardo Galeano (6) Gregory Corso (6) John Forbes (6) Revista El Gato del Espejo (6) Torquato Tasso (6) Victoria Colombini Lauricella (6) William Shand (6) Círculo de Narradores de Traslasierra “ Paso del Leon” (5) Hugo Mujica (5) Jorge Luis Borges (4) Leopoldo Lugones (4) Eduardo "Lalo" Argüello (3) Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazù Alvarez (3) Roberto Bolaño (3) Tomas Barna (3) Pablo Anadón (2) Pablo Neruda (2) Ricardo Di Mario (2) Rubén Darío (2) Susana Miranda (2) Walter Ruleman Perez (2) Antonio Machado (1) Beatriz Tombeur (1) Eduardo Fracchia (1) Enrique Banchs (1) Enrique Molina (1) Ernesto Sábato (1) Jose Caribaux (1) Juan Gelman (1) Julio Cortázar (1) Mario Pacho O Donnell (1) Ricardo Piglia (1) Victoria Ocampo (1)