El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

mayo 23, 2017

Andenes, Jorge Teillier

Andenes

Te gusta llegar a la estación
cuando el reloj de pared tictaquea,
tictaquea en la oficina del jefe-estación.
Cuando la tarde cierra sus párpados
de viajera fatigada
y los rieles ya se pierden
bajo el hollín de la oscuridad.

Te gusta quedarte en la estación desierta
cuando no puedes abolir la memoria,
como las nubes de vapor
los contornos de las locomotoras,
y te gusta ver pasar al viento
que silba como un vagabundo
aburrido de caminar sobre los rieles.

Tictaqueo del reloj. Ves de nuevo
los pueblos cuyos nombres nunca aprendiste,
el pueblo donde querías llegar
como el niño el día de su cumpleaños
y los viajes de vuelta de vacaciones
cuando eras -para los parientes que te esperaban-
sólo un alumno fracasado con olor a cerveza.

Tictaqueo del reloj. El jefe-estación
juega un solitario. El reloj sigue diciendo
que la noche es el único tren
que puede llegar a este pueblo,
y a ti te gusta estar inmóvil escuchándolo
mientras el hollín de la oscuridad
hace desaparecer los durmientes de la vía.


Jorge Teillier. De "El árbol de la memoria" 1961

mayo 22, 2017

La muerte del loco, Rafael Horacio López

La muerte del loco

Nadie se entero de su muerte;
nadie noto que una pierna
           estaba sola
y que un perro
andaba distraído.
Nadie notó el vacío
que su cabeza tonta
dejó en los números del pueblo.
Por eso hay una lágrima
que espera en su sal:
porque en cada lágrima caben todas las amarguras.

Y en ese mundo salado no cabemos todos.

Rafael Horacio López

mayo 21, 2017

Tu pena tiene sabor de plato con llovizna y brisa Rafael Horacio López


Tu pena tiene sabor de plato con llovizna y brisa Rafael Horacio López 
Video del Ciclo Literario 2014, Lecturas en Biblioteca Municipal Domingo Faustino Sarmiento, Ramón J. Cárcano 150, Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Jueves 2 de octubre de 2014.

mayo 20, 2017

Brincos, Rafael Horacio López

BRINCOS

Donde se castiga a la palabra
no hay paz:
el verso se detiene.

La poesía camina
por la democracia
mirando la sombra
de los truenos.
A lo lejos
el sol
cabalga 

              en el brinco de una corzuela.

Rafael Horacio Lopez

mayo 19, 2017

Aire de abril, Rafael Horacio López

 Aire de abril

Quién podría pensar
que en el aire de abril
se callaran las campanas.

Transparencia del bronce
en la sed que despierta
al mediodía
en este cinturón
que
        invita
                   al verde.

Detrás del Milac Navira
mi corazón de campana
como
miel
           que cae
en el aire de abril.

Rafael Horacio López

mayo 18, 2017

En ocasiones me siento cansado, Rafael Horacio López


En ocasiones me siento cansado
como una tortuga milenaria
y siento el peso de un
polvillo ojeroso
que se me acumula en mis lentas arrugas
                     
Y camino despacio .
con le rapidez del que se arrastra
buscando una mínima sombra /

Y me siento así, sólo en ocasiones,
como buscando
a un obnubilado viento
que me lleve
hasta la cima
de esta tierra que amo.


Rafael Horacio López

mayo 17, 2017

Video de Rafael Horacio López durante el 2º Encuentro de Poesía Mural, Nono Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sábado 28/12/2013

Video de Rafael Horacio López durante el 2º Encuentro de Poesía Mural, Nono Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sábado 28 de diciembre de 2013. Leyendo su poema Canto a Nono
Presentación y descubrimiento de tres poesías mural "Arco Iris en las Sierras" de Rita Mizdarahi, "Luz de invierno" de Juan Pablo Ramírez, y Canto a Nono de Rafael Horacio López.

mayo 16, 2017

Qué difícil se hace... Rafael Horacio López

Qué difícil se hace
remontar los promontorios                     
                                  de la amistad
el río amargo de los ojos
o los andenes
con ventiscas del sur.

Mis gestos mas míos lo traducen
lo transforman
lo sugieren

Y dificultosamente camino

como un perro victorioso.

Rafael Horacio López

mayo 15, 2017

Escriviviendo, Aldo Luis Novelli

Aldo Luis Novelli y Jose Luis Colombini

escriviviendo

los temas son siempre los mismos
miro por la ventana
veo un hombre y una mujer
amándose sobre la tierra fértil
la semilla rompiendo la corteza
la simiente humana
creando un milagro extraordinario
hombres y mujeres luchando
contra el viento en el desierto
el amor que se fue
montado en un dragón volador
divisar en el horizonte
las bardas oxidadas de tiempo
la utopía socialista
latiendo en un puño en alto
darle de comer a la dragona
que está en el fondo de la casa
el solitario placer
de beber bajo las estrellas
escribir en medio de la tempestad
aunque afuera haya un inmenso sol
charlar hasta la madrugada
con los amigos del bar de la esquina
luchar por la revolución
de las ideas y los cuerpos sensibles
jugar al truco y ganarles
a los borrachos que siempre vienen
a buscar un vaso de vino
construir una escalera infinita
para llegar a un cielo inalcanzable
perseguir en el agua sucia
al pez de colores de la felicidad
vibrar con las mujeres
que se desnudan en mis noches
esperar que alguna tarde luminosa
ella abra la puerta
escribir en el aire
poemas que el viento se llevará
buscar flores azules en el desierto
andando el camino que nunca termina
seguir intentando lo imposible
cada nuevo sol de los ojos.
los temas son siempre los mismos
cambia la forma de decir
la manera de mirar
de este lector que camina
por el pellejo del mundo
se hace más viejo pero no más sabio.



Aldo Luis Novelli

mayo 14, 2017

Cada loco con su tema, Aldo Luis Novelli


cada loco con su tema

me gustan los libros
pero más los brolis
me gustan las mujeres
pero más las mujeres que leen libros
y más aún las mujeres
que abren sus páginas
para compartir sus palabras más sensuales.


Aldo Luis Novelli

mayo 13, 2017

Muerte, Aldo Luis Novelli

Muerte

moriré un día de viento furibundo
mis huesos serán cayado
para arreo de chivos patagónicos
mi carne será alimento de las bestias
la sangre vino de dios
y mis cenizas serán poemas en el aire
que anidarán en los árboles
para que nazcan pájaros
en las madrugadas celestes.

Aldo Luis Novelli


mayo 12, 2017

Matria, Aldo Luis Novelli

Matria

la conocí una lejana mañana
que flameaban banderas.
hablamos en bares y bodegones
durante un tiempo rojo.
una noche en una calle oscura
le acaricié los senos.
nos amamos una tarde
cerca del basural
mientras sus hijos buscaban comida.
sigo enamorado de sus despojos.-

Aldo Luis Novelli

Del libro 'mínimo mundo'.
(Nota aclaratoria: la sustitución de la “p” por la “m” en el título del texto, es una forma de poner en crisis y rechazar los significados chauvinistas y machistas de la palabra “patria” y su derivados: patriotero, patrística, patrón etc. y reivindicar la MATRIA como una patria femenina, más profunda, más real, más cercana a la fertilidad de una tierra auténtica, a la pachamama bienhechora.

Valga decir, que para mí, la MATRIA es toda la tierra latinoamericana.)

mayo 11, 2017

Poeta, Aldo Luis Novelli

poeta

nace, ama, poetiza,
muere y resucita en palabras
algunos se vuelven eternos
otros poetizan creyéndose eternos.

los más mueren en soledad y silencio
regresan al polvo original
mas polvo de poesía.


Aldo Luis Novelli

mayo 10, 2017

mayo 08, 2017

XXXII, Leopoldo “Teuco” Castilla

XXXII 

Iba yo por el salar
y un hombre me saludó
desde entonces nadie sabe
dónde estoy, qué me pasó.

El silencio es azul. La montaña
como una loca
arrastra sus arterias,
se arranca las piedras alarmadas
la violencia del metal y el perdón de la nieve,
inquiere
con el cóndor que vuela en el olvido,
en el hielo, en el ventisquero
y no da con el mar que ha desaparecido.

No se acerca al salar la cordillera.
Es ánima ese páramo
donde golpea el océano con olas que no hay,
con espuma difunta.
Sin barcos, sin viento, sin peces y sin pájaros.


En el calvario sólo la respiración
de ese hombre con un hacha
como un solazo,
dividiendo la sal,

Vende panes de cemento.
Vende los huesos del mar.


Leopoldo “Teuco” Castilla

mayo 07, 2017

Oscuridad, Leopoldo "Teuco" Castilla

OSCURIDAD

Toco el espejo a oscuras. Una planicie indefensa
donde pierdo mi frontera
y mis huesos pierdo
como si el espacio me hubiera envenenado.

Si cruzo esta noche, si amanece,
pínteme la vida
porque nunca es el mismo
el resucitado,
de madre, en el mirar eternamente,
y, de tanto morir,
padre.

Soy yo la oscuridad.
Yo, las inclemencias del que no se ve

y,
porque he visto,
soy el que mendiga.


Leopoldo "Teuco" Castilla

mayo 06, 2017

Transmutación, Leopoldo "Teuco" Castilla

TRANSMUTACIÓN
                            
Un día tu pelo está ido,
despegado
y habla, lengua de palo la calavera.

Tu semblante se va para salvarse.
Ya no tienes animal en dónde verte,
soporta los últimos, precarios,
insectos de tus ojos,
el hueserío de tu risa.

Devuelve el pez de tu deseo,
tu conocimiento
al agua,
al pájaro
tu instante,
y, antes de irte,
devuelve tu pequeño infinito
-y agradece-
a la víbora.


 Leopoldo "Teuco" Castilla

mayo 05, 2017

El amanecido, Leopoldo "Teuco" Castilla

EL AMANECIDO

¿Qué estaré siendo yo de este lugar
que ha parido la presa de su cacería?
Entenado de mis muertos
llevo una flor a su caridad
para que vuelva en mí esta comarca,
pero es tarde,
el cielo envejeció
y el espacio ha crecido demasiado.

He gozado todos los sonidos,
me he dejado llorar
por ojos difuntos,
he besado a mi época en la lengua
y a esta altura
soy el cielo de mis fornicaciones
y la intemperie donde flameo, inhumano.

Entro a la tormenta de la casa vacía
y lluevo largamente,
con la copa en las raíces,
asfixiado por el aire,
y, enguantado por mi oscuridad,
pudro mi leña,
eyaculo el escenario,
pierdo los papeles, tacho la luz,
lastimo la función.

Los otros no saben que están dentro
de un día que no amaneció,
el que me he robado
mientras del suero de mi cerebro
se amamantaba la noche
cuando yo tiraba mis huesos al aire
y ni la muerte los reconocía.

Tengo dentro
un salto de pájaro espantado,
un niño helado en su futuro,
un camino que mno deja de ir
y un árbol inmóvil
soltando frutos oscuros.

No hay contemplación: mi limosna es mi cuerpo.
Ya no me sirve el universo
ni yo le sirvo.

Hacia una luz inválida se va el día.
Y no me lleva.
Donde yo duermo, trinan como perras,
mendigas, las palomas.

 Leopoldo "Teuco" Castilla


mayo 03, 2017

XI, Leopoldo “Teuco” Castilla

XI

Un hombre
cae
hasta perder su nombre

el futuro no alcanza
la velocidad de la sangre.

En el salto
sólo el salto es alguien.


Leopoldo “Teuco” Castilla

mayo 02, 2017

Ella se descuida, Leopoldo “Teuco” Castilla

 Leopoldo “Teuco” Castilla nació en Salta, Argentina, en 1947. Sus primeras ediciones de poesía datan de 1968. Se exilió en España, a raíz de la persecución de la dictadura cívico-militar que asoló al país a partir de 1976. Lleva publicadas más de treinta obras, entre poesía, narrativa y ensayo.  Poemas suyos están traducidos al alemán, chino, francés, inglés, italiano, macedonio, portugués, ruso, sueco y turco. Su cuento “La Redada” fue llevado al cine como largometraje, con dirección de Rolando Pardo. Tiene numerosos Premios y Reconocimientos como el Valera Mora, el Premio Municipal de Poesía de la Ciudad de Buenos Aires, 1998-1999, y el Premio de Poesía del Fondo Nacional de las Artes, de Argentina, en 2000. 
Ella se descuida

la armonía no existe
basta un movimiento

para que en el orden gima
de nacimiento
lo que esta por morir


Leopoldo “Teuco” Castilla

mayo 01, 2017

Cuestiones Fúnebres, Gloria Fuertes

Cuestiones Fúnebres

¿Quién regará mis huesos con su llanto?
¿Quién tocará mi pelo, seco y rubio?
¿ Quién irá a ver caer las paletadas
sobre mi caja de tercera?
¿Quién de vosotros cantará mis líneas?
¿Quién por la noche me arderá una vela?
Quién pudiera saber con adelanto,
quién coserá mis senos entre tanto.



Gloria Fuertes

abril 30, 2017

Sale caro ser poeta, Gloria Fuertes

SALE CARO SER POETA

Sale caro, señores, ser poeta
La gente va y se acuesta tan tranquila
--que después del trabajo da buen sueño--
Trabajo como esclavo llego a casa,
me siento ante la mesa sin cocina,
me pongo a meditar lo que sucede
La duda me acribilla todo espanta;
comienzo a ser comida por las sombras
las horas se me pasan sin bostezo
el dormir se me asusta se me huye
--escribiendo me da la madrugada--.
Y luego los amigos me organizan recitales,
a los que acudo y leo como tonta,
y la gente no sabe de esto nada.
Que me dejo la linfa en lo que escribo,
me caigo de la rama de la rima
asalto las trincheras de la angustia
me nombran su héroe los fantasmas,
me cuesta respirar cuando termino.
Sale caro señores ser poeta.


Gloria Fuertes de Poeta de guardia, 1962

abril 29, 2017

Ya ves qué tontería, Gloria Fuertes

Ya ves qué tontería
 

Ya ves qué tontería,
me gusta escribir tu nombre,
llenar papeles con tu nombre,
llenar el aire con tu nombre;
decir a los niños tu nombre
escribir a mi padre muerto
y contarle que te llamas así.
Me creo que siempre que lo digo me oyes.
Me creo que da buena suerte:
Voy por las calles tan contenta 
y no llevo encima nada más que tu nombre


Gloria Fuertes

abril 28, 2017

Labrador, Gloria Fuertes



Labrador

 

LABRADOR, 
ya eres más de la tierra que del pueblo. 
Cuando pasas, tu espalda huele a campo, 
ya barruntas la lluvia y te esponjas, 
ya eres casi de barro. 
De tanto arar, ya tienes dos raíces 
debajo de tus pies heridos y anchos.
Madrugas, labrador, y dejas tierra 
de huella sobre el sitio de tu cama, 
a tu mujer le duele la cintura 
por la tierra que dejas derramada. 
Labrador, tienes tierra en los oídos, 
entre las uñas tierra, en las entrañas; 
labrador tienes chepa bajo el hombro 
y es tierra acumulada, 
te vas hacia la tierra siendo tierra 
los terrones te tiran de la barba.
Ya no quiere que siembres más semillas, 
que quiere que te siembres y te vayas, 
que el hijo te releve en la tarea; 
ya estás mimetizado con la parva, 
estás hecho ya polvo con el polvo 
de la trilla y la tralla.
Te has ganado la tierra con la tierra 
no quiere verte viejo en la labranza, 
te abre los brazos bella por el surco 
échate en ella, labrador, descansa.


Gloria Fuertes

abril 27, 2017

No perdamos el tiempo, Gloria Fuertes

No perdamos el tiempo
 
Si el mar es infinito y tiene redes,
si su música sale de la ola,
si el alba es roja y el ocaso verde,
si la selva es lujuria y la luna caricia,
si la rosa se abre y perfuma la casa,
si la niña se ríe y perfuma la vida,
si el amor va y me besa y me deja temblando 
¿Qué importancia tiene todo eso,
mientras haya en mi barrio una mesa sin patas,
un niño sin zapatos o un contable tosiendo,
un banquete de cáscaras,
un concierto de perros,
una ópera de sarna?
Debemos inquietarnos por curar las simientes,
por vendar corazones y escribir el poema
que a todos nos contagie.
Y crear esa frase que abrace todo el mundo;
los poetas debiéramos arrancar las espadas,
inventar más colores y escribir padrenuestros.
Ir dejando las risas en la boca del túnel
y no decir lo íntimo, sino cantar al corro;
no cantar a la luna, no cantar a la novia,
no escribir unas décimas, no fabricar sonetos.
Debemos, pues sabemos, gritar al poderoso,
gritar eso que digo, que hay bastantes viviendo
debajo de las latas con lo puesto y aullando
y madres que a sus hijos no peinan a diario, 
y padres que madrugan y no van al teatro. 
Adornar al humilde poniéndole en el hombro nuestro verso; 
cantar al que no canta y ayudarle es lo sano. 
Asediar usurcros y con rara paciencia convencerles sin asco. 
Trillar en la labranza, bajar a alguna mina; 
ser buzo una semana, visitar los asilos, 
las cárceles, las ruinas; jugar con los párvulos, 
danzar en las leproserías
Poetas, no perdamos el tiempo, trabajemos, 
que al corazón le llega poca sangre.



Gloria Fuertes

abril 26, 2017

Arte poética, Gloria Fuertes

ARTE POÉTICA

Escribo como escribo,
A veces deliberadamente mal,

Para que os llegue bien.


Gloria Fuertes

abril 25, 2017

Poética, Gloria Fuertes

POÉTICA

La poesía no debe ser un arma,
debe ser un abrazo,
un invento,
un descubrir a los demás
lo que les pasa por dentro,
eso, un descubrimiento,
un aliento,
un aditamento,
un estremecimiento.
La poesía debe ser
obligatoria.


Gloria Fuertes

abril 24, 2017

Osvaldo Guevara hablando sobre Leopoldo Lugones, Presentación Revista Asueto N° 25. 22/5/2009

Osvaldo Guevara hablando sobre Leopoldo Lugones, Presentación Revista Asueto N° 25. 22/5/2009

Presentación Revista Asueto N° 25. 22 de mayo de 2009
Al cumplirse diez años de la Revista Asueto hojas de poesía, que iniciara su actividad en abril de 1999, el pasado viernes  22 de mayo de 2009, se presentó en el Centro Cultural Cooperativo de la Ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, la edición número veinticinco.
El acto contó con la presencia de un público interesado en las manifestaciones poéticas: escritores, docentes e invitados especiales tales como Miguel Angel Ortiz, periodista, escritor y expresidente del grupo literario tardes de la biblioteca sarmiento, y de Susana Miranda, docente y poeta, quien ha editado ya dos libros de poesía. Ambos autores locales fueron invitados a participar de esta edición, que se distribuirá en distintas provincias, en entidades culturales, universitarias y entre los miembros de la Academia Argentina De Letras.
En esta nueva publicación se presentan poemas de Rodolfo Godino, permanente colaborador de Asueto reconocido en 2007 con el Premio Consagración Letras de Córdoba. Otro de los invitados a la edición es José Di Marco, profesor de la Universidad de Río Cuarto, y una prosa del notable poeta, traductor y ensayista Rodolfo Alonso. Se incorporan desde este número una Página de la Memoria, dedicada a rescatar a los escritores que marcaron los distintos movimientos literarios del siglo pasado, en esta oportunidad Leopoldo Lugones.

El encuentro fue propicio para la lectura de poemas de distintos escritores y de los propios miembros del grupo: Osvaldo Guevara, Alejandro Nicotra, Jorge Vazquez Yofre, Ana Tibaldi, Tita Esber y Gabriela Bayarri.

abril 23, 2017

Migas, Osvaldo Guevara

Migas

Desmigajando
un pan
alimento a mis visitantes
ingrávidos y ávidos.

Blandamente
el sol
picotea mi sombra
aletea en mis manos.

Estarme
así
toda la vida

resguardado por árboles y pájaro...

Osvaldo Guevara



De Sin pena en la palabra, Edición de Autor (Código Gráfico), Villa Dolores, Córdoba, Argentina, 2007

abril 22, 2017

Caminando, Osvaldo Guevara

CAMINANDO

Camino atardeciendo
hasta ser un pedazo de crepúsculo.
La sombra, entre los árboles,
disuelve ya sus pájaros de humo.

Voy junto al rio. Saltan
ruidos encapuchados de los yuyos.
Florecen luces, lejos.
Y no me importa, porque voy sin rumbo.

Ha llovido. En el aire
dejó la lluvia sus corpiños húmedos.
Murmura la boñiga
como un enjambre verde por mis músculos.

Tropiezo con las piedras,
frescas tortugas entre el barro lúbrico.
No llevo en los bolsillos
más que mis manos, que me pesan mucho.

El agua va a mi lado
chisporroteando en círculos minúsculos.
Me chistan las luciérnagas
que prolongan el día con sus puntos.

Aún puedo ver mi casa
entre temblores de nostalgia y juncos.
La noche esta olfateando
como una loba sus descalzos muros.

Mi cama es honda y dulce
como el cuenco tostado de los surcos.
Sobre su almohada caben
los cansancios de un siglo y de un minuto.

Anocheciendo voy. De pronto
dispara un sapo líquidos cartuchos.
Y a una señal, los grillos
llueven su ardor en clave azul de musgo.

Estrellas malheridas
abren el agua con sus hombros puros.
La noche sobre el río
es una balsa de rnaderos curvos.     

Para amar, la penumbra:
llanto en los vidrios y en los huesos júbilo
Tropiezo con las piedras
gargantas secas entre el barro lúbrico.

Ya no se ve mi casa.
Cose el silencio párpados de búho.
Honda y dulce mi cama. Está vacía.
Y no me importa, porque voy sin rumbo.

Osvaldo Guevara (Garganta en verde claro)
De Poemas en verso y prosa (Inventario de una obra completa inconclusa)
(1998)


abril 21, 2017

A mi perra Charlotte, Osvaldo Guevara

Dos versiones del mismo poema:De Poemas en verso y prosa (Inventario de una obra completa inconclusa) (1998) y la original De Oda al sapo y cuatro sonetos (1960)
 A mi perra Charlotte

Y bajará septiembre como un pez por el río.
Y se arderá el invierno con la última brasa.
Pero estaremos solos: no andarás por la casa.
Y sin querer, tu nombre, salpicará su frío.

Cerca del agua, ahora, se deshoja tu brío.
Un collar de terrones te estrangula y retrasa.
Y el río, el siempre río, que tercamente pasa,
te rezonga entre dientes sus rosarios de hastío.

Romperá en mariposas el viento. Las mañanas
fijarán en los árboles sus páginas livianas.
Un coral de hondas vacas tendrá azules de nido.

Pero cuando en las noches finamente olorosas
cambien silencios largos las piedras y las rosas,
tú irás buscando peces por el cielo invertido.

Osvaldo Guevara
De Poemas en verso y prosa (Inventario de una obra completa inconclusa)
(1998)
IN MEMORIAM
                                                                        A mi perra Charlotte,
                                                                        ciega de tierra.


Y bajará septiembre como un pez por el río.
Y se arderá el invierno con la última brasa.
Pero estaremos solos: no andarás por la casa.
Y sin querer, tu nombre, salpicará su frío.

Cerca del agua, ahora, se deshoja tu brío.
Un collar de terrones te estrangula y retrasa.
Y el río, el siempre río, que tercamente pasa,
te rezonga entre dientes sus rosarios de hastío.

Romperá en mariposas el viento. Las mañanas
fijarán en los árboles sus páginas livianas.
Coral de vacas ebrias se abrirá humedecido.

Pero cuando en las noches finas y espirituosas
cambien silencios largos las piedras y las rosas,
tú irás buscando peces por el cielo invertido.

Osvaldo Guevara

De Oda al sapo y cuatro sonetos (1960)