El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Ariel Madrazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Ariel Madrazo. Mostrar todas las entradas

diciembre 28, 2015

Tú silaba, Jorge Ariel Madrazo

TU SILABA
de luz
¿paliar podrá
duelos
del planeta?
Encajes de la noche turban al
desvelado
lo obseden abismos de
ruina y
rocío
¿Fecundar podrá
tu sílaba de fe
la invasora legión
(prójimos
muertos)
laser curador será?
¿silabeo que restañe olvidos
al canyengue
compás del
final?


El fantasma
Tu día irreal quizás
comience
en esta taza imaginaria
su hipotético café
sólo
existió
ayer y
pensás
no obstante
que
podría ser éste un día como
cualquier otro quién
sería aquel
humanito
que lo sepa vivir
no más tu vida en
esta habitación
tu vida que finge serlo
porque
carne y
huesos pero nadie
nada sabe de tu
orfandad y la taza
del
blanquísimo café
rota en rara galaxia
hace un milenio
Tu boca pronuncia hoy
sílabas incongruentes
Al planeta
no lo conmueve tu sobrevida.
Este momento
de ahora
ya ocurrió. Tu fervor
comienza a cobijarse en el pasado.
Tu sangre la del año próximo
se empeña
la presumida

en fluir.

Jorge Ariel Madrazo

diciembre 26, 2015

APRÉSTASE el escriba... Jorge Ariel Madrazo

APRÉSTASE el escriba
a blanquear su memoria (rasurar su
barba encanecida)
¿Le ha de quedar al menos
aquel pelo marfil?
¿Y nunca más la empecinada
pasión del alma? ¿Y se lanza
por ello
calle arriba / hecho un poseso
una ánima /en pena?
¿Una / pena sin ánima /
ya casi? ¿Y no atina a confesar
cuánto
lo ahuesa / tamaña turbación? ¿Ni quién /
ha de vivir / para contarlo? ¿Y
soñaría /
con exhibir alguna pose digna
en el final absurdo de su vida /

como nube que vaga y bala /
–perdida oveja– /
por arbitrario cielo?


a Luis Bacigalupo


Jorge Ariel Madrazo

diciembre 25, 2015

Si a esto llamas "ruidos de la noche", Jorge Ariel Madrazo


Si a esto llamas "ruidos de la noche"
significa que la
noche
ánfora es, desfondando
aguada de ruidos,
lecho pequeño es
para el fornicio de los ruidos

Si no te aterran ruidos de la
noche: no estás vivo
o, quizás, sólo seas inocuo

pretencioso
ser, sin -aún-
estar.
                                         (a Juan García Gayo)


Jorge Ariel Madrazo


diciembre 24, 2015

Ellos los sumos sacerdotes del error, Jorge Ariel Madrazo

Ellos los sumos sacerdotes del
                              error
(crías de agusanada patria o
         pudridero)
se han conjurado para encender
el fuego

tu pecho acogería
ese destello

algo ¿qué cosa?
pretendía
nacer

En la patria o
agusanado pudridero
donde acecha la esfinge de
cera
alguien revelará:

“Ellos
que del Árbol del Vacío
comieron
y amortajados fueron en ciénagas

de fingimiento

en deshuezamientos de
orfandad

encienden todavía el
fuego el
          pudridero
el sumo sacerdocio
          del error

la patria
agusanada

la esfinge

de cera”

Jorge Ariel Madrazo

diciembre 23, 2015

De un instante al otro una irreal... Jorge Ariel Madrazo

De un instante al otro una irreal
congoja te aproxima a esas estrellas.
¿Las une acaso tu mirada? ¿Sólo
eso? ¿Por qué entonces la persiana
amaga cerrarse contra tu
pecho? ¿Por qué esas estrellas
al apagarse
te dejan ciega de toda luz?


Jorge Ariel Madrazo

diciembre 22, 2015

Anoche visité amigos muertos... Jorge Ariel Madrazo


Anoche visité amigos muertos:
descansan (quién diría)
todo su no-tiempo
en jardines cuyos ramos cobijan poemas
y citrus de ignota acidez.

Estaban trajeados y alegres, tanto que me hallé
confesando: —No hubiera jamás creído
Edgar, Francisco, Antonio,
jamás pensé
Gianni, Joaquín, Enrique, Alberto,
Horacio, Celia,
                 hallarlos tan contentos
como si fuese un suspirito vuestro
transcurrir.

Conversamos sobre bares y dragones, y
amores frutecidos en remotos hoteles y
parques con nudillos de niebla. Mateando,
sonreídos, me despidieron con un fulgor
que no olvidaré.

Se escondía en sus miradas el color de una
verdad. Y había en sus labios
una revelación.

( A Edgar Bayley, Francisco Madariaga, Antonio Aliberti,
Gianni Siccardi, Joaquín Giannuzzi, Enrique
Puccia, Enrique Molina, Alberto Vanasco, Horacio
Castillo, Celia Gourinski)


Jorge Ariel Madrazo