El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

Quiero explicar que todos los post que fueron subidos al blog están disponibles a pesar de que no se muestren o se encuentren en la pagina principal. Para buscarlos pueden hacerlo por intermedio de la sección archivo del blog ahi los encuentran por año y meses respectivamente. también por “etiquetas” o "categorías de textos publicados", o bajando por la pagina hasta llegar al último texto que se ve y a la derecha donde dice ENTRADAS ANTIGUAS (Cargar más entradas) dar click ahí y se cargaran un grupo más de entradas. Repetir la operación sucesivamente hasta llegar al primer archivo subido.

Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Ariel Madrazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jorge Ariel Madrazo. Mostrar todas las entradas

abril 30, 2018

Fràgil equilibrio o columpiar, Jorge Ariel Madrazo


FRÁGIL equilibrio o columpiar
del grano de arroz en el plato
el arroz que osciló hasta caer
sobre el pulcro mantel. Si fueras Marcel

Proust, tal hecho bastaría tal vez
para evocar la infancia y hacer
del plato: porcelana de Limoges
del arroz, magdalenas en el té

invistiendo así de eternidad
a un día, como todos, prescindible.

a Graciela Perosio


 Jorge Ariel Madrazo

abril 29, 2018

JURAN los malpensados, Jorge Ariel Madrazo


JURAN los malpensados
que ella flamea
alas y no brazos
nada ortodoxas alas
es verdad
pero de tal levísima sustancia
que al recorrer a estrechar
con dulzura a mi amiga y
rogarle: "Ven, breve mensajera
de la delicadeza"
tintinea ella sus manitas
-¿sus alas acaso?-y
se eleva
hasta disolverse más luego en
la niebla.

Jamás diré cuánto la extraño.
Desorientado
en la alta noche
ya no sé
qué es
peor:
si oir que no me ama
o saber que ahora
pertenece
al aire.

Jorge Ariel Madrazo

abril 28, 2018

Todo poema es un cuerpo vivo, Jorge Ariel Madrazo


Todo poema es un cuerpo vivo,  Jorge Ariel Madrazo



La poesía, esa hada bellísima y desnuda que baja en la noche la colina con una lámpara en la mano –para parafrasear, con alguna libertad, a Juan L. Ortiz– ha de ser más castigada aún, quién lo duda, en los años por venir. No hay razón para suponer que la banalidad y la masificación idiotizante propias de esta cultura capitalista degradada y criminal, ya hace tiempo definida como "sociedad del (mal) espectáculo", vayan a dar paso a formas que abran nuevas puertas al despertar poético. Ni siquiera cabe prever que tal sociedad adopte, en algún lugar del planeta, formas tan benignas que disimulen su naturaleza y admitan un reflorecer de la cultura y la espiritualidad en amplias capas populares. Pero, y por eso mismo, se vuelve cada vez más necesario el quehacer del poeta, actuando con toda responsabilidad, honestidad y conciencia de lo que su trabajo significa, como átomo indispensable de un río silencioso que tarde o temprano, y por canales siempre insospechados, ha de revertir sobre –al menos–algunos terrenos fértiles; por ejemplo, en una inesperada pero posible y deseable interacción con algunos miembros, más o menos numerosos, de su comunidad. Es nuestra vía de resistencia, nada desdeñable.

No resulta demasiado fantasioso, en efecto, concebir que entre cien personas haya una que tenga en latencia el don de sentir, por ejemplo, alguna mañana, la extrañeza de que esa planta o esos escalones que están a la puerta de su casa, y que habrá visto miles de veces, se le aparezcan como si los viera por primera vez: en otras palabras, como si el mundo estuviera recién amanecido. Tal extrañeza, tal capacidad de asombro o de inocencia, es la experiencia poética (expresión que prefiero a la de "poesía", ya que ésta sería, así designada, una suerte de entelequia indefinida e indefinible que confiere un aparente prestigio pero nos aleja del común de los mortales; por otro lado, su uso está tan extendido que sirve para nombrar los fenómenos más dispares, como un atardecer o un sentimiento o la belleza de una mujer, Becquer dixit). Experiencia que no muchos podrán ni querrán traducir en su correlato objetivo, el poema, pero que sí muchos son y serán capaces de sentir o de intuir en un momento privilegiado, único, epifánico.

Entonces, y en la convicción de que todo poema es un cuerpo vivo –diría, el enigma de un cuerpo fracturado– prefiero adherir a la fe de que el oficio de poeta, ese oficio absurdo pero obligatorio, seguirá convocando a quienes, como nosotros, no podrían concebir la vida sin este gesto obstinado, acaso utópico e inútil las más de las veces, pero a no dudarlo imprescindible. Que busca cuidar y preservar la facultad que constituye la propia condición humana: el lenguaje y la capacidad de simbolizar; es decir, velar por nuestro propio futuro en tanto humanidad. Aunque suene a pretensión desmesurada, y lo sea.

Poema, cuerpo actuante que jadea, transpira, comete tics y humores, que nace de si mismo y se alimenta de cuanto ha hecho el ser humano desde los tiempos antiguos hasta hoy pero sólo para alcanzar, en cada uno, esa voz propia sin la cual nada es auténtico. Deseo apostar, pese al pesimismo de las líneas iniciales, a que por décadas y décadas y cualesquiera sean los soportes técnicos en los que el poema se inscriba, siempre habrá una legión de seres que hablen la "lengua extranjera" del poema, sin demagogia pero con el afán de dar otro sentido, de alguna forma, a los anhelos de su tribu. Y que muchas mujeres y hombres se interesen por su tarea, a veces delirante y siempre fervorosa.


abril 27, 2018

Cuesta imaginar dos moscas, Jorge Ariel Madrazo


Cuesta imaginar dos moscas haciendo el amor.
Esta historia sentimental, de ésas de llorar,
sucedió ante mis ojos, en el calor venezolano
cuando el macho Drosophila melanogaster
(“amante del rocío de vientre negro”)
... el rojo mosco del banano,
sonó sus alas en un vibrato irresistible,
primero en Do sostenido, luego en La mayor
(y la hembra cayó, hechizada, en sus brazos.
O, mejor: en sus sedosas patas)
Lástima: tal pasión iba a durar
dos semanas, breve vida feliz.
El mosca Romeo se fue en el primer acto, Julieta
lo siguió, dolce innamorata.
Shakespeare, con más dudas que Hamlet,
no se decide a escribir la tragedia.

Jorge Ariel Madrazo

abril 26, 2018

A un bailarín de tango, Jorge Ariel Madrazo


A un bailarín de tango

(para el maestro Roberto Molina, i.m.)


Hay una línea vertical que enlaza los relojes
del ayer y del mañana
una línea de latir invisible que anuda cuerpos y almas,
esparciendo una luz diferente en el salón, en la noche
donde los bailarines rezan sus pasos
en ritual de plateada elegancia
El pequeño batallón de los oficiadores
de la misa del tango de la delicadeza
pide permiso a la emoción
y entonces:
Roberto Molina se desliza muy erguido
con piernas que batallan una rara militancia
contra la hipocresía y la banalidad
a la cabeza de un río de corazones
unidos por una verdad silenciosa,
y permite el danzarín que su compañera
enhebre filigranas de belleza
y todo alrededor queda callado
suspendido todo de la clara convicción
de estas mujeres y hombres que dibujan sus sueños
en un suave tanguear casi en puntas de pie
casi en puntas de nervios y de ritmo
mirando sus adentros, apretando los labios
audaces mensajeros de una música
que derrota a los poderes
del comercio y de la muerte.


Jorge Ariel Madrazo


Etiquetas

Videos (86) Rafael Horacio López (64) Baldomero Fernández Moreno (43) Roberto Jorge Santoro (40) Aldo Luis Novelli (39) Osvaldo Guevara (38) Antonio Esteban Agüero (36) Alejandro Nicotra (32) Jorge Teillier (32) Enrique Lihn (29) Elvio Romero (28) Vicente Aleixandre (28) Aldo Pellegrini (27) Hermann Hesse (27) Horacio Castillo (27) Juan L. Ortiz (22) Carlos Castaneda (21) Circe Maia (21) Daniel Conn (21) Gianni Siccardi (21) O. Henry (21) Olga Orozco (21) Vicente Huidobro (21) Nicanor Parra (20) Jose Luis Colombini (19) Alejandra Pizarnik (18) Jacques Sternberg (18) Ariel Canzani (15) H. P. Lovecraft (15) Anton Chejov (14) Claudio Suarez (14) César Vallejo (14) Gloria Fuertes (14) Horacio Preler (14) Leopoldo "Teuco" Castilla (14) Manuel López Ares (14) Poetas Chinos (14) Rodolfo Godino (14) Spencer Holst (14) Witold Gombrowicz (14) Antonin Artaud (13) Fernando Pessoa (13) Jorge Ariel Madrazo (13) Octavio Paz (13) Théophile Gautier (13) Café Literario Traslasierra (11) Música (11) Carlos Bousoño (9) Juan Jacobo Bajarlia (8) Manuel Mujica Laínez (8) Antonio Porchia (7) Conde de Lautréamont (7) Gabriela Bayarri (7) Isidoro Blaisten (7) Leandro Calle (7) Marcel Schwob (7) Marco Denevi (7) Mircea Eliade (7) Richard Aldington (7) Sam Shepard (7) Sandro Penna (7) Revista El Gato del Espejo (6) Leopoldo Marechal (5) Felipe Angellotti (3) Mario Torres (3) Tomas Barna (3) Eduardo "Lalo" Argüello (2) Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento (2) Jorge Luis Borges (2) Leopoldo Lugones (2) Miguel Ortiz (2) Omar Yubiaceca (Jorge Omar Altamirano) (2) Oscar Guiñazú Alvarez (2) Rubén Darío (2) Adrian Salagre (1) Círculo de Narradores de Traslasierra “ Paso del Leon” (1) Eduardo Fracchia (1) Enrique Banchs (1) José María Castellano (1) Mario Pacho O Donnell (1) Pablo Anadón (1) Pablo Neruda (1) Ricardo Di Mario (1) Ricardo Piglia (1) Roberto Bolaño (1) Rodolfo Alonso (1) Roque Dalton (1) Victor Saturni (1) Victoria Colombini Lauricella (1)

Buscador