El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

Mostrando entradas con la etiqueta Daniel Conn. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Daniel Conn. Mostrar todas las entradas

febrero 13, 2017

Desiertos habitados, Daniel Conn Calderon



Desiertos habitados

Éramos tan soledad
Ella y yo
Caminábamos por las plazas
Llenas de gente sin tropezar con nadie
Los bancos atestados de filas y nosotros sin enterarnos
Los conciertos multitudinarios
Las aulas sin más espacios
La noche repleta de estrellas

Éramos tan soledad
Ella y yo
Conversábamos en los supermercados por horas
Y salíamos sin haber comprado nada
En los colectivos perdíamos las paradas
En los cines nos expulsaban a empujones
Las marchas sociales sin banderas
Cumpleaños…

Éramos tan soledad
Ella y yo
que podríamos haber elegido acompañarnos.


Daniel Conn Calderon  de El Manifiesto del Zapatero, Córdoba, Argentina (2012)

febrero 12, 2017

Cuerpo de arena, Daniel Conn Calderon



Cuerpo de arena

La tomo de las manos y no queda nada.
Ni un detalle de ella permanece.
La abraso y se diluye en un universo homogéneo y etéreo.
La acaricio hasta modelar una figura de otro tiempo
y se desmorona como las migas del pan añejo.
La contengo en un castillo de paredes altas, de techos largos
y huye con el viento que se pierde por debajo de la puerta
La empapo de mi sudor y por un segundo deja de ser un puzzle inescrutable.
Se queda ahí, quieta, eterna, casi celestial.
La contemplo grano a grano, parte por parte,
la recorro con mis ojos, la intento tocar pero desaparece como la muerte.

Nuevamente todo se ha secado
Y mis manos no pueden más que extrañarla.

Daniel Conn Calderon  de El Manifiesto del Zapatero, Córdoba, Argentina (2012)

dR.o. Poeta Lacustre
Villarrica, Chile


febrero 11, 2017

Tiempo muerto, Daniel Conn Calderon



Tiempo muerto

Sonido conservado, eternizado, plano
El agua un desierto de clama
Ahogado el viento
La sombra fugada
Espacio desahuciado
en tu eco moribundo
Mi cuerpo aniquilado de habitus,
presa blanca como cuadro sin replica

Hoy, doble ausencia de ti
Solitaria nativa de mí nostalgia

Daniel Conn Calderon  de El Manifiesto del Zapatero, Córdoba, Argentina (2012)
dR.o. Poeta Lacustre
Villarrica, Chile

febrero 10, 2017

Mañana de ficción, Daniel Conn Calderon



Mañana de ficción



Soñé que cruzabas la vereda para alejarte,

no querías ver una sola imagen de mi cuerpo.

Tenías en ti una rabia tan densa y profunda como la sangre,

vestías un enojo de esos para siempre,

un rencor bien enfundado en los pies

y la bronca te oscurecía el entrecejo



Te alejabas, no huías…te alejabas.

Hubiera preferido que huyeras

porque escaparse siempre significa volver.



Te me ibas y yo sabía que no tenías retorno

Te me ibas y yo no sabía por qué



Habré pronunciado algunas de esas palabras terribles que no tienen vuelta atrás.

Habré quebrantado nuestro juramento esculpido a besos,

tal vez te cansaste de mí como quien está harto de la misma marca de cereal todas las mañanas.

La cosa es que no sabía nada

Todo era un sueño vacío.



Daniel Conn Calderon De El Manifiesto del Zapatero, Córdoba, Argentina (2012)

dR.o. Poeta Lacustre

Villarrica, Chile

febrero 09, 2017

Escritura de y por Daniel Conn (Villarica, Chile) Video del 3º ENCUENTRO DE "POETAS EN EL ARA"



Escritura de y por Daniel Conn (Villarrica, Chile)
Video del 3º ENCUENTRO DE "POETAS EN EL ARA"
"A qué mar irá a parar el agua de las palabras..." (Carlos Tapia)
17 DE MARZO DE 2013
OJO DE AGUA (NONO) TRASLASIERRA, CÓRDOBA.
Organizó Grupo "Amigos del Ara de la Poesía"