El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

Mostrando entradas con la etiqueta Circe Maia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Circe Maia. Mostrar todas las entradas

julio 10, 2017

Hechizo, Circe Maia


HECHIZO                                                                             
(De un ejemplo de lógica)

Los dos caballeros
con sus dos caballos
y sus dos lirios
se reducen a uno, en una fórmula
frente al ojo severo de la lógica.

Arrastrados al reino frío
de los símbolos matemáticos
los caballos relinchan, espantados.
Los caballeros sienten que no pueden
respirar en el aire de hielo

Los impávidos lirios
se mantienen serenos.
Ya alguna vez soplaron estos vientos
-piensan los lirios-
y nunca pasó nada.

Pestañea el filósofo.
Se deshace el hechizo.

Y los dos caballeros
con sus dos caballos
y sus dos lirios

regresan al galope al reino de la magia.

Circe Maia
De lo Visible (1998)

julio 09, 2017

Cambios, Circe Maia

Cambios
              
Unas veces el cambio se prepara
en forma subterránea pero estalla
de modo brusco, abierto:
nova en el cielo
grieta en la tierra
inundación de luz en plena noche
lengua de fuego
asoma sorpresivamente en la mirada
del otro, vuelto Otro, vuelto ajeno.

Otros cambios se gestan
imperceptiblemente.
De una oscura manera
de un modo
silencioso
lo que no estaba está y lo que estaba
es destruido.

Pero tan gradualmente
que siempre quedan restos:
de la mirada, alguna
chispa
alguna vez.
De la voz, algún eco
(palabra no enfriada
todavía).

Circe Maia


julio 08, 2017

Opacidad, Circe Maia

Opacidad

El ojo indiferente decolora
enfría y empareja.

Todo es igual para las miradas neutras
una cosa entre otras
un rostro entre los otros
un gesto entre otros gestos.

Por encima palabras y palabras
como una lluvia sorda.

Y nada sobresale: mar parejo
horizonte cerrado.

Sombra.

Vacío mar del tiempo.
Una hora se mira en otras horas
y todas son iguales.

El ojo las contempla ya sin verlas
y ya no es más mirada.

Es ojo seco. Piedra.
Dureza fría. Cosa.


Circe Maia 

julio 07, 2017

Mito amazónico, Circe Maia


Mito amazónico

Escucha la historia de la Muerte.
Ella estaba sobre la tierra, escondida.
Ella no estaba abajo.

Un agua subterránea, pura
era bebida de los inmortales
debajo de la tierra.

¿Quién fue culpable?
El que salió y quebró y saltó hacia afuera
por haber escuchado un canto de pájaro.

No hubiera escuchado.
No debía salir.
El dejó el lugar protegido.

El juntó frutas, plantas
y llevó adentro, abajo.

Y en cada fruto estaba semilla de la muerte.

Cayeron las semillas. Germinaron.


Circe Maia 

julio 06, 2017

Sonido, Circe Maia

SONIDO

Son planchadas
las arrugas visibles de la tela.
( En el cuarto
el silencio y la luz tejen redes ingrávidas
que trepan las paredes.)

Pero
la vejez ha raspado los hilos
y los dejó tan débiles
que al alzarse
la tela se abrió de un lado a otro

Inesperadamente
ese ruido cortó el blanco silencio
del coser y el planchar

Cortó como aire frío
entrando por ranuras de los muros

Como armado enemigo
el sonido filoso y siniestro: El desgarro


Circe Maia
De lo Visible (1998)

julio 05, 2017

Paisaje de Arles. Van Gogh, Circe Maia

Paisaje de Arles.  Van Gogh

Lo que está en primer plano
es esta enmarañada
maleza de hojas enredadas y oscuras.

Muy en segundo plano
árboles y edificios.
Es como si el pincel hubiera dicho: "Entren
pero no importan tanto"

Y entonces
quedó como empujada
–por detrás de unos árboles–
la torre de una iglesia.

Y una vez y otra vez regresa la mirada
a enredarse y quedarse
aquí dentro, en medio
del nervioso entrevero
de colores oscuros
y formas fuertes
un poco
inacabadas.



Circe Maia

julio 04, 2017

Cartas, Circe Maia

Cartas

Te mando unos dibujos. Muchos besos.
Saqué notas muy lindas. Muchos besos.

Y así, entre beso y beso de papel, las noticias
la palabra animosa, la esperanza.

(Todo lo que se calla y no se escribe
late, entre letra y letra, en el papel en blanco.)

Circe Maia
De Cambios, permanencias, 1978


noviembre 14, 2016

Doble imagen, Circe Maia



DOBLE IMAGEN

Muchas veces el pensamiento
Envidia a la mirada.
A la mirada sin pensamiento
A la pura mirada.

Ahí están esos árboles
doblados, invertidos
en el reflejo de la laguna
y no, como otras veces
con mucha claridad, no, porque el agua
está ligeramente rizada, muy ligeramente.

Entonces
la imagen está un poco
desdibujada
-la imagen inferior, temblando, apenas
un poco menos nítida-

Y es como si expresara alguna cosa
cuyo tema es la otra, sin duda
Pero ¿qué cosa?
¿Propone doble mundo?

Pensamiento confuso.
Mirada clara.


Circe Maia
De lo Visible (1998)

noviembre 13, 2016

Escalones, Circe Maia



Escalones

Cambios pequeños y tenaces.

Bajo el cielo ya un grado
de luminosidad o de tibieza.

Ha caído más polvo sobre el piso o la silla.

Pequeñísima arruga se dibuja o se ahonda.

Hay un nuevo matiz en el sonido
de la voz familiar (¿Lo notarías?)

En un coro confuso de entreveradas voces
faltan algunas, otras
aparecen.

              La misma
suma total: no hay cambios.

Millonésima ola golpea
millonésima roca
                        y el desgaste
imperceptible y cierto
avanza.

Circe Maia

noviembre 12, 2016

Manos, Circe Maia



Manos

Los gestos milenarios que repito
desde el tender la mesa a hacer dormir
los niños, me descubren
de pronto, su otra cara.
Es mi mano y no es sólo la mía.
Vieja mano, viejísima, viniendo
desde siglos, se mueve
por detrás de una fría, gris mirada.
Visto y pensado, el mundo
contemplado, extendido
delante de los ojos
y los ojos buscando ver los hilos
de la espesa maraña.
.. .Y sin embargo, manos
que nada ven, las ciegas
manos, mucho más hallan,
y sin buscar encuentran
una viva sustancia:
en palabras no entra
en los ojos no cabe.
Manos sólo la palpan.

 Circe Maia La nueva poesía (antología) Capítulo Oriental Centro Editor de América Latina

noviembre 11, 2016

A esta mujer, Circe Maia



A esta mujer

A esta mujer la despierta un llanto:
se levanta medio dormida.
Prepara una leche en silencio
cortada por pequeños ruidos de cocina.

Mira cómo envuelve su tiempo
y en el está vida.
Sus horas
fuertemente tramadas
están hechas de fibras resistentes
como cosas reales: pan, avena,
ropa lavada, lana tejida.

Cada hora germina otras horas

y todos son peldaños
que ella sube y resuenan.
Sale y entra y se mueve
y su hacer la ilumina.

 Circe Maia De El puente, 1970