El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

Mostrando entradas con la etiqueta Alejandro Nicotra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alejandro Nicotra. Mostrar todas las entradas

mayo 30, 2017

abril 15, 2017

Alejandro Nicotra leyendo Bulbos de Rodolfo Godino



Alejandro Nicotra leyendo Bulbos de Rodolfo Godino 

Diez años de la Revista Asueto hojas de poesía, que iniciara su actividad en abril de 1999, acto del viernes  22 de mayo de 2009,  Centro Cultural Cooperativo de la Ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina.
Presentación de la edición número veinticinco.



Bulbos

En un punto del año
el flujo de los matices
y el volumen del verde se entumecen,
bajan a los grumos de la tierra.

En el ojo,
cebado por la ilusión del clima,
eso se instala
no como muerte
sino como renuncia de la luz
y presión gris de la bóveda del cielo.

No es cierto, ni vehemente,
ese final que luce
como colmada exposición del ocre:
abajo, en el poroso,
el susurro del ciclo
impregna las escamas de las yemas
y aguarda.

Como almas fijas
esas cápsulas reservan su momento
mientras arriba, en el teatro
de la luz parcial y el aire amarillo,
se pudre otra vez
la carne regia de dalias y azucenas


Rodolfo Godino

junio 20, 2016

Grita sus torres la ciudad, Alejandro Nicotra

Alejandro Nicotra y Rafael Horacio Lòpez

GRITA SUS TORRES LA CIUDAD

Grita sus torres la ciudad,
no para mí.
Yo muero a solas en un bar,
muero y resucito:

rodeo de palabras el silencio,
establezco un espacio
donde caben tus ojos y mi muerte.

Allí nos esperamos.

A orillas del silencio y las palabras,
entre los gritos altos de la ciudad,
mi vida se confirma y se deshace
en un cuerpo de humo.

Alejandro Nicotra
De La Tarea a cumplir
Selección y prólogo de Ricardo Herrera

Colección Fénix. Editorial Brujas (2014)

junio 19, 2016

Ella estará de pie en la luz, Alejandro Nicotra

Ella estará de pie en la luz

Ella estará de pie, en la luz,
igual a una estatua con paloma en el hombro
-la paloma del perdón y el deseo-
pero una muchacha, no más, para los otros.

Como el alba, habrá venido
de un temblor de la sombra o los párpados.

Entonces el hombre no clamará a ningún ángel
ni temerá a ningún fuego en su noche.
Tampoco pedirá el cielo a las ventanas.

Todos los dones colmará esa visita.

Y al fin el sabrá decir adiós,
los labios muy cerca de la cabeza esperada,
cuando ella se incline sobre sus ojos.
Ella estará de pie en la luz


Ella estará de pie, en la luz,
igual a una estatua con paloma en el hombro
-la paloma del perdón y el deseo-
pero una muchacha, no más,para los otros.

Como el alba, habrá venido
de un temblor de la sombra o los párpados.

Entonces el hombre no clamará a ningún ángel
ni temerá a ningún fuego en su noche.
Tampoco pedirá el cielo a las ventanas.

Todos los dones colmará esa visita.

Y al fin el sabrá decir adiós,
los labios muy cerca de la cabeza esperada,
cuando ella se incline sobre sus ojos.

Alejandro Nicotra

De Lugar de reunión - Obra poética-1967-2000, Ediciones del Copista,Córdoba, 2004

junio 18, 2016

La estrella fugaz, Alejandro Nicotra

La estrella fugaz

                              A Alejandro Bekes

No la línea que se cierra en el círculo,
sino la tangente:
            la ventura de la estrella fugaz
que ha rozado la noche
(porque la mente elude toda afirmación,
flotante en lo incierto,
en lo improbable).

Así amaste otra vez su travesía,

por suburbios del cielo.

Alejandro Nicotra

junio 17, 2016

Alejandro Nicotra leyendo El Espejo de Enrique Banchs

Presentación de la revista Asueto, hojas de poesía. 04/06/2010 en el Centro Cultural Cooperativo de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Junto a Alejandro Nicotra Gabriela Bayarri


Alejandro Nicotra leyendo El Espejo de Enrique Banchs 


El espejo

Hospitalario y fiel en su reflejo
donde a ser apariencia se acostumbra
el material vivir, está el espejo
como un claro de luna en la penumbra.

Pompa le da en las noches la flotante
claridad de la lámpara, y tristeza
la rosa que en el vaso agonizante
también en él inclina la cabeza.

Si hace doble al dolor, también repite
las cosas que me son jardín del alma.
Y acaso espera que algún día habite

en la ilusión de su azulada calma
el Huésped que le deje reflejadas
frentes juntas y manos enlazadas.

Enrique Banchs

De La Urna (1911)

junio 16, 2016

Venus, Alejandro Nicotra

Venus

Cuando llegas, nadie te anuncia,
aún oscurece piedra y piedra la tarde
y apaga arriba o halcón o paloma,
sus animales de fuego.

Y los árboles ya son objetos de la noche.

Todo cicatriza, como un párpado;
damos la espalda al cielo.

Pero tú abres puertas,
te instalas y desnudas,
e inicias, en los declives de la sombra
-fijo planeta, rara diosa-,
el esplendor de la mujer y el rocío.

Alejandro Nicotra

junio 15, 2016

El llamado. Alejandro Nicotra

EL LLAMADO

(Emily Dickinson)


―Llamo a las palabras
como a los pájaros en el jardín,
ofreciéndoles
agua y pan de un silencio,
que se parece a mi vida.

Ellas vendrán,
si vienen, a decir su aleteo,
su trino alegre o lúgubre
en torno a mi mano:

para que yo sepa, de verdad, escuchándolas,
cuál ha sido la ofrenda.



ALEJANDRO NICOTRA

junio 14, 2016

En uno y otro día, Alejandro Nicotra


Alejandro Nicotra, Osvaldo Guevara y Teresa Gòmez Atala

EN UNO Y OTRO DÍA


Y ahí, el panorama de la gran ciudad
donde caminan los perdidos, nosotros,
los que creyeron que hallarían
casa, oficio, nombre.

Ahora, ¿en dónde te pondremos,
antigua imagen,
pasión de nuestras vidas inútiles,
hermosa y sucia como un vicio?

Resistirás,
sin embargo.

Alimentada de muerte
en uno y otro día,
aunque quisiéramos,
ninguno te podrá abandonar.


Alejandro Nicotra

marzo 08, 2016

Homenaje a Jose Maria Castellano, Osvaldo Guevara, Rafael Horacio López y Alejandro Nicotra

Video del Homenaje del 16 de junio de 2011., con motivo del Día del Escritor a los sres. poetas: José María Castellano, Osvaldo Guevara, Rafael Horacio López y Alejandro Nicotra en el marco de la celebración del 50º Aniversario de la creación del "Encuentro Internacional de Poetas Oscar Guiñazú Álvarez".
Sala de Arte del Teatro Municipal, Villa Dolores, Capoital de la poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina.
Conducción del acto Lily Nardi
Organizó Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento

Homenaje a Jose Maria Castellano, Osvaldo Guevara, Rafael Horacio López y Alejandro Nicotra

Beatriz Tombeur Habla sobre la persona y la obra de Jose María Castellano
Mónica Fornés deja palabras sobre Osvaldo Guevara 
Entrega de recordatorio
Inés López traza una semblanza sobre Rafael Horacio López
Entrega de recordatorio
Rafael Horacio López lee sus poemas A un olivo en la ciudad y Padre de oficio verdadero
José Luis Colombini presenta a Alejandro Nicotra
Entrega de recordatorio
Palabras y anécdotas de Osvaldo Guevara
Palabras y anécdotas de Rafael Horacio López y lectura de su poema Cuando los abuelos falten.
Alejandro Nicotra leyendo y explicando los poemas: Venus, Las Avenidas y El pan de las abejas
Osvaldo Guevara leyendo su texto El escritor
Tomas Senczyna (Tenor) canta Barco quieto de Maria Elena Walsh

febrero 15, 2016

Desde el poema, Alejandro Nicotra

DESDE EL POEMA

¿Para quién esta tinta, este ejercicio
de soledad que busca noches?
                                              Pienso
en el que bebe, con su vino, el otro
alcohol: de desamparo, y tedio, y muerte;
pienso en el caminante de una plaza,
su lectura de pájaros y hojas,
su pensar distraído por las fuentes;
pienso en el hombre de las oficinas
o los talleres, cuando desvestido
de aceites y estadísticas contempla
el pan, la mesa, el aire de su casa;
pienso en dos que se quieren en un bar,
en un andén, en un hotel sombrío;
pienso en el que recorre, como un niño,
calles y calles (siempre hay una calle)
para buscar lo que no encuentra, el rostro
que haga mágico el mundo, otros veranos.
Siempre se escribe para alguien.
                                                    Alguien
que en un bar, en un cuarto, en una plaza,
una tarde cualquiera se incorpora
(desde qué lejanías de qué ser)
convocado por unas pocas sílabas,
también ávidas.

Alejandro Nicotra

"Del libro "Detrás, las calles", Colección Adonais, Edit. Rialp, Madrid, 1971.

febrero 14, 2016

Marina de invierno, Alejandro Nicotra

MARINA DE INVIERNO

La noche y sus ráfagas heladas
han traído al insomnio, como a una costa,
la visión errabunda
de un vago sur.

Y he vuelto a hallarte
aún naufraga de sus olas mas frías,
aún viva en su roca
Allá en las islas extraviadas,
siempre hundiéndose.


Alejandro Nicotra

De una palabra a otra, Colección Fénix, Ediciones del Copista (2008)

febrero 13, 2016

Grita sus torres la ciudad, Alejandro Nicotra

GRITA SUS TORRES LA CIUDAD

Grita sus torres la ciudad,
no para mí.
Yo muero a solas en un bar,
muero y resucito:

rodeo de palabras el silencio,
establezco un espacio
donde caben tus ojos y mi muerte.

Allí nos esperamos.

A orillas del silencio y las palabras,
entre los gritos altos de la ciudad,
mi vida se confirma y se deshace
en un cuerpo de humo.

Alejandro Nicotra
De La Tarea a cumplir
Selección y prólogo de Ricardo Herrera

Colección Fénix. Editorial Brujas (2014)

febrero 12, 2016

Dìa en vilo, Alejandro Nicotra

XVI

DÍA EN VILO

Día en vilo,
que no se da ni retiene.
Día en que la luz o la sombra
se expanden sin orillas, sólo distancia,
como agua o arena.

Desierto océano del ojo,
que no ha de verte.

Alejandro Nicotra
Del libro "El anillo de plata", Colección "Fénix",

Edit. El Copista, Córdoba, 2005.

febrero 11, 2016

El anillo de plata, Alejandro Nicotra

EL ANILLO DE PLATA


He puesto en tu mano
una suerte de anillo
de sustancia lunar.

(Aunque brille en tu día,
su secreto prestigio
pertenece a la noche.)

Un anillo de metal paradójico,
que exalta y condena;
ligero como un sueño o tu gracia,
pálido como un adiós.

Alejandro Nicotra
Del libro "El anillo de plata", Colección "Fénix",

Edit. El Copista, Córdoba, 2005.

febrero 10, 2016

A si mismo, Alejandro Nicotra

A sí mismo

Tema del anochecer,
última luz,
                materia
apta, tal vez, para ilustrar la estela
de este día -y su fe:
                                 y no, ahí
la dejas, virgen
en las canteras que ya oculta la noche,
como una veta de amatista o ágata
inexplorada.

   *
(Coda)
Así el día se va
como el amor que alentó las mañanas,
que dio al Oeste su declive
lento -de valle,

y ahora es el turno, dices, de la sombra

aún tenue, y su piedad.

Alejandro Nicotra

febrero 09, 2016

Pablo Anadón lee a Alejandro Nicotra

Pablo Anadón lee a Alejandro Nicotra: Pablo Anadón (Villa Dolores, Córdoba, 1963) presta su voz al poema "El pan de las abejas" del libro "Puertas Apagadas", de Alejandro Nicotra (Sampacho, Córdoba, 1931).

diciembre 08, 2015

Alejandro Nicotra lee a Baldomero Fernández Moreno



      Como parte del ciclo poetas x poetas Alejandro Nicotra lee Carlos de Soussens de Baldomero Fernández Moreno

CARLOS DE SOUSSEN

No habíamos hablado dos veces en la vida.
La noche que supimos la muerte de Darío
te encontré en el café de Perú y Avenida,
y esa noche rodó tu llanto con el mío.

Y caminamos juntos por la ciudad dormida,
bajo el cielo de estrellas calientes del estío.
Ya venía la luz por el lado del Río
cuando te dejé solo en la hora perdida.

Despertaba en carritos el alba bulliciosa
y el fondo de la calle era un telón de rosa.
Me volví para verte, deja que lo recuerde:

los pantalones flojos, las piernas vacilantes,
y en las manos nerviosas el bastón y los guantes.

El sol manchaba de oro tu viejo chaqué verde.

Baldomero Fernández Moreno

octubre 05, 2015

Alejandro Nicotra leyendo sus poemas: En uno y otro día, El llamado, Venus, La estrella fugaz, A si mismo, El pan de las abejas.

Alejandro Nicotra leyendo sus poemas: En uno y otro día, El llamado, Venus, La estrella fugaz, A si mismo, El pan de las abejas.
Acto de entrega del Premio Rosa de Cobre en la Biblioteca Nacional (Buenos Aires, Argentina) 22 de noviembre de 2013: Juan Gelman (representado por su editor), Juana Bignozzi, Rodolfo Godino, Alejandro Nicotra, Hugo Padeletti y Luis Tedesco. Horacio Gonzalez Director de la Biblioteca Nacional.

Venus

Cuando llegas, nadie te anuncia,
aún oscurece piedra y piedra la tarde
y apaga arriba o halcón o paloma,
sus animales de fuego.

Y los árboles ya son objetos de la noche.

Todo cicatriza, como un párpado;
damos la espalda al cielo.

Pero tú abres puertas,
te instalas y desnudas,
e inicias, en los declives de la sombra
-fijo planeta, rara diosa-,
el esplendor de la mujer y el rocío.

……………………………………………….   

La estrella fugaz

                              A Alejandro Bekes

No la línea que se cierra en el círculo,
sino la tangente:
            la ventura de la estrella fugaz
que ha rozado la noche
(porque la mente elude toda afirmación,
flotante en lo incierto,
en lo improbable).

Así amaste otra vez su travesía,
por suburbios del cielo.

--------------------------- 

A sí mismo

Tema del anochecer,
última luz,
                materia
apta, tal vez, para ilustrar la estela
de este día -y su fe:
                                 y no, ahí
la dejas, virgen
en las canteras que ya oculta la noche,
como una veta de amatista o ágata
inexplorada.

   *
(Coda)
Así el día se va
como el amor que alentó las mañanas,
que dio al Oeste su declive
lento -de valle,

y ahora es el turno, dices, de la sombra
aún tenue, y su piedad.

---------------------------------- 

EL PAN DE LAS ABEJAS

(En memoria
de Antonio Esteban Agüero)


El pan de las abejas, la miel de todos.

Sopla el tiempo
sobre la galería de tu casa: nadie
sino la luz sorda, vacía,
entre pilares rotos.
Ni tu sombra, ni el rumor del poema.
.pan de las abejas, la miel de todos.

(“El agua con racimos y la luz con abejas”…)
Patio sin parras. Seco aljibe.

Ayer,
la madre pasa con un plato de miel.

He visto las colmenas devastadas
y en el aire de marzo,
espacio azul,
el humo que subía desde los panales.

He visto al hombre enmascarado,
los torpes guantes,
y el pueblo de la brisa
y de la flor:
gota a gota,
los pequeños

cadáveres.

Alejandro Nicotra

octubre 04, 2015

El hijo, Alejandro Nicotra

EL HIJO

Se asomó a la ventana
y amó el cielo
recién pintado
como
en su cuaderno de convaleciente;
sobre las hojas del parral
amó
una paloma
cálida. La vida
le tendía, otra vez, sus manos
para
la ronda alegre, hermosa:
en el centro
miraba
(con mis ojos)
la muerte.

ALEJANDRO NICOTRA
“Detrás, las calles”,

Ediciones Rialp, Col. “Adonais”, Madrid, 1971]