El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

noviembre 02, 2016

Boquita, Aldo Luis Novelli



Boquita

ayer vi unos tipos que iban en mionca
gritando con banderas y contentos
—debe haber ganado boquita —pensé.

y después pasó un colectivo lleno de tipos
gritando con cara de felicidad
—seguro que ganó boquita —me dije.

y al rato tres camionetas cargadas al mango
de tipos gritando casi desesperados
—¡que grande boquita!.

y atrás venía un Valiant II aplastado
por los tipos que venían adentro
gritando como locos
—¡ídolos! —les grité.

con la bolsa de pan y el tetra
y levanté la mano con la “V” en alto
y me puse contento
de la alegría ajena
y de mi propia alegría
y justo pasó un Dodge Polara
pintado bordó antioxido
y un flaco asomado a la ventanilla gritó:
Viva Mauricioooo!...

y entonces me di cuenta que iban a morfar
un chori y una coca
al estadio Ruca-Che
y me puse a pensar
que si el conocimiento nos hace libres
como decía ese griego charlatán
la ignorancia nos para el hambre
CARAJO!
y me sentí mal
aislado del mundo
afuera de la fiesta
por esta maldita costumbre
de querer saber más de lo necesario
y enterarme que Mauricio
los va a echar a patadas
y los mandará a comer MIERDA!
o tendrán que reventar al almacenero de la esquina
para tomarse un torito tinto con fideos al tuco
cuando el bueno de Mauricio
sea presidente.-

Aldo Luis Novelli / desde los bordes del desierto
Neuquén – Patagonia - Argentina

Del libro: 'Estúpidos mirones de TV'

No hay comentarios:

Publicar un comentario