El gato del espejo se sustenta de mi biblioteca personal, de videos filmados por mí en lecturas, actos culturales, presentaciones de libros, recitales, conferencias, encuentros de poetas etc.. Y que comparto públicamente subiéndolos a mi canal de you toube. Como así también de mi archivo fotográfico personal. Todo lo publicado es sin fines de lucro y solo con el fin de difundir. Podes copiar, levantar, usar nuestro material pero solo te pedimos una cosa, por favor, cita la fuente.

Te invitamos a perderte en los laberintos, a reflejarte en los abismos de los espejos, a navegar por la maravillosa tierra del ensueño que es la Poesía. El Gato del Espejo.Este es un espacio para la resistencia, para derrotar el olvido y celebrar siempre la vida. También para ser confabuladores nocturnos, dueños de nuestros sueños y nuestras esperanzas, este es un lugar que se pulsa desde el gesto sincero y hospitalario propio de la amistad que reinventa mágica y misteriosamente al otro y a los otros.El Gato del Espejo dónde puedes a recorrer el camino del lenguaje sencillo, de la imagen sutil y la pasión más sagrada a través de palabras empapadas de magia: POESÍA. LITERATURA. ARTE.“Poemas para compartir y regalar”. Un lugar que tiende a convertirse en un remolino de hojas sueltas que el viento transporta, de lágrimas como cristales musicales.Una colección de carteles, poemas, imágenes, cuentos, palabras, música y fotos involuntariamente cómicas y también una manera de mirar, de detenerse un poco y dejar que lo cotidiano sea atravesado por el asombro.El Gato del Espejo pretende ser un conjunto de frases nómades que emigran de manos en manos, de corazones en corazones, un cuaderno de bitácora como un árbol que brinde sus hojas, para que puedas compartir y regalar en cada texto, la magia, que contiene este puñado de palabras.

julio 16, 2016

Oda a los pájaros del valle, Rafael Horacio López

Oda a los pájaros del valle

El valle es un nido
largo nido
emplumado
tibio,
aquí nacen
los pájaros
que empluman
los dedos,
las piedras
los árboles.

Todo es color
y trinos,
en la maleza,
en el llano,
en la roca,
en la madera,
en la cumbre,
en el día,
en la noche.
Yo pongo
en estos pájaros
a toda
la garganta americana
porque
por ello
tenemos
la sencillez
del libro,
la oratoria
del gordo diccionario.

En ellos
están todos
los gritos
reprimidos:
el de júbilo
cuando saludan
al desbordante día,
el del miedo
cuando cae
la piedra destructora,
el de la victoria
cuando aplauden
sus alas un regreso,
el de la paz,
cuando se aman
en lo secreto del follaje
o en los ojos silenciosos de la piedra.

En sus voces
se hilvanan
los cantos del universo:
América
canta con el homero,
Europa
en el loro polígloto
África
en el agudo tordo
Oriente
en la monástica paloma.

Es signo de paz
la calandria
novia,
de canto pequeño
el oprimido
jilguero,
y el correo,
si, el correo
de los pobres
el suspendido colibrí
que balancea su mensaje
en la sonriente ventana.
Más armado que ninguno
y soslayado soldado
de la tarde:
el chingolo,
que debate
la familiar galería
con el gorrión extranjero
Serruchan
sus sueños
los hábiles
carpinteros
bebiendo el perfume
de la madera.

Porque el día
es una jaula
llena de pájaros,
un buche largo
con redondos
granos.
Sábana azul
el cielo
con golondrinas,
palomas,
aguiluchos,
que salpican
sus ocios
recortando el silencio.

Y la noche?
es un pájaro oscuro
que no envejece
nunca.
El golpea
los ojos del sueño
con el chistido viejo
de la lechuza,
del alicuco,
del colcón:
ojos de la noche
Americanos pájaros.
He caminado el silencio
de las sendas
buscando
buscando,
buscando
un pájaro nuevo
y allá
a los lejos
un canto redondo
una pata arrugada
o una flauta callada
en la arena.

He llenado
los ojos
la boca .
las manos
el cuerpo
de trinos
y gráciles vuelos
y tengo el alma
con menos pesares,
el sueño:
colmado de niños.

Pájaros del valle,
Americanos pájaros.

Rafael Horacio López
De nombrar las cosas (2009)

Arkenia Ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario